ADVIENTO: TIEMPO DE ESPERANZA EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Hemos comenzado el tiempo de Adviento durante el cual nos preparamos para celebrar con gozo la Navidad, el nacimiento de nuestro Salvador, el Señor Jesús. Este Adviento 2020, que empezamos el domingo 29 de noviembre y terminará el 24 de diciembre, lo viviremos en circunstancias muy especiales y con mucha esperanza en medio de la pandemia del Coronavirus que afecta al mundo entero. Al igual que se prepara la casa para recibir a un invitado muy especial y celebrar su estancia con nosotros, durante los cuatro domingos que anteceden a la fiesta de Navidad, los cristianos preparan su alma para recibir a Cristo y celebrar con Él su presencia entre nosotros.

El término «Adviento» viene del latín adventus, que significa venida, llegada. El color usado en la liturgia durante este tiempo es el morado. El Adviento da inicio a un nuevo año litúrgico en la Iglesia. El Adviento tiene dos momentos:

Primera Parte

Desde el primer domingo de Adviento hasta el día 16 de diciembre, estos días se viven con un marcado carácter escatológico, buscando estar preparados para la segunda y definitiva venida del Señor al final de los tiempos.

Segunda Parte

Desde el 17 al 24 de diciembre, se orienta a preparar más explícitamente la venida del Señor en la historia, la Navidad.

La Corona el Adviento

Un hermoso recurso para vivir este tiempo especial en familia es armar, decorar y motivar a los niños a vivir el Adviento explicándoles la tradición de la Corona de Adviento y su significado. Sugerimos colocarla en un sitio especial del hogar, de preferencia en un lugar fijo donde la puedan ver los miembros de la familia para recordar la venida de Jesús y la importancia de prepararse para la Navidad. Se puede distribuir entre los miembros de la familia la preparación de cada liturgia para que todos participen y se sientan involucrados.

Algunas acciones recomendables que se pueden distribuir entre los integrantes del hogar son el arreglar y limpiar el lugar donde se ubicará la Corona antes de comenzar la liturgia, encender y apagar las velas, dirigir el canto o poner algún villancico, dirigir las oraciones y leer las lecturas. 

A continuación compartimos unas oraciones familiares que podrían seguirse semana a semana para el encendido de las velas de la Corona de Adviento:

Oración Familiar para la Primera Semana de Adviento

Oración Familiar para la Segunda Semana de Adviento

Oración Familiar para la Tercera Semana de Adviento

Oración Familiar para la Cuarta Semana de Adviento

lunes 23 noviembre, 2020