“UNA NOCHE PARA BRILLAR”

Celebración con nuestros Hermanos con capacidades especiales se realizó de manera virtual

17 de febrero de 2022 (Oficina de Prensa). En medio de un clima de profunda alegría y agradecimiento al Señor, se realizó en nuestra ciudad por quinto año consecutivo, la Gala de «Una Noche para Brillar» (Nigth To Shine) una hermosa iniciativa del renombrado jugador de Futbol Americano Tim Tebow, a través de la fundación que lleva su nombre. En esta oportunidad, más de un centenar de jóvenes y adultos con habilidades especiales fueron los invitados de honor en esta inolvidable experiencia de una noche de celebración, que se realizó de modo virtual, debido a la pandemia del Covid-19 que aún nos aflige. El R.P. José Guillermo Uhen, Párroco de la Parroquia Santísimo Sacramento de nuestra ciudad, fue el anfitrión de esta gran gala virtual, en la que los invitados se unieron a la celebración, desde la seguridad de sus hogares, gracias a las facilidades que nos brindan las nuevas tecnologías.

Un gran número de voluntarios han trabajado arduamente en los detalles de la organización del evento. Desde varias semanas atrás se realizaron las coordinaciones con las familias de cada uno de los invitados, para llevarles a sus hogares, siguiendo todas las medidas de higiene y bioseguridad, las invitaciones, obsequios y materiales que utilizarían para la noche de la gran gala, la cual se desarrolló de manera virtual gracias a las facilidades que nos brindan las nuevas tecnologías. Los invitados y sus familias pudieron disfrutar de una noche de buena música con sándwiches, bocaditos y decoraciones. Asimismo, participaron de una ceremonia de coronación, donde cada uno recibió una corona junto con hermosos regalos que les fueron llevados a sus casas. La velada se inició y se cerró con emotivos momentos de oración. 

Como nos lo recuerda Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, uno de los gestores gracias a quien se ha hecho realidad este proyecto en nuestra ciudad: “Esta celebración busca expresarles a nuestros hermanos con habilidades especiales, lo importantes que son y lo mucho que significan para todos y cada uno de nosotros, en especial para sus padres. Nunca olvidemos que toda vida es valiosa en sí misma, desde la concepción hasta su fin natural. Toda vida es un reflejo del amor de Dios. Celebremos siempre la belleza de tener a nuestros hermanos con habilidades especiales entre nosotros, amémoslos, porque esas habilidades diferentes son las que los hacen tan valiosos, especiales e importantes en nuestras vidas. Estos hermanos nuestros nos recuerdan que todo ser humano tiene una dignidad inalienable y una misión en la vida, y que no son meros objetos pasivos de nuestra caridad. Ellos nos transmiten de manera muy especial su alegría, espontaneidad, esperanza, ganas de vivir, entusiasmo y amor. Ellos nos recuerdan que Jesús nos ama y nunca nos abandona”.

La Sra. María Isabel Vera Cherre, madre de uno de los homenajeados, colaboró también como voluntaria de la actividad y nos cuenta su experiencia: “Para mí, ha sido una experiencia maravillosa, el brindar mi apoyo, con un granito de arena de alegría, para nuestros jóvenes, quienes deslumbraban de alegría y muchas ansias al esperar el día soñado. Se ha interactuado con ellos, enviándoles saludos, dándoles indicaciones, haciéndoles partícipes de los juegos a realizarse, escuchando ellos con mucha atención y emoción, al mismo tiempo manifestaban que no veían la hora para que llegue el día soñado. En particular me he sentido feliz, complacida de compartir el amor hacia el prójimo, el disfrutar de sus ocurrencias, sus expresiones de alegría, asombro y felicidad participando en los juegos, bailando, saltando de regocijo al ver a sus compañeros y amigos de toda una vida, queriendo interactuar con ellos por el medio tecnológico, mediante el Zoom. No veían la hora de ser coronados y esperando su tiempo para el baile personal con cada uno de ellos como reyes de una Noche para brillar. He tratado de dar más de lo que ellos esperaban, a pesar de que el tiempo se acortaba, dado que a último momento se me complico con mi horario de trabajo, tuve audiencias no programadas, pero por un buen fin, el fijar una pensión de alimentos a un niño con habilidades diferentes. Una vez más digo que el tiempo de Dios es perfecto, que cada obra, cada acción tiene su razón de ser, nuestros caminos están trazados y debemos de seguirlos con plena confianza y fe en Dios padre celestial. Hemos vivido momentos bonitos e inolvidables, respetando al prójimo, siendo tolerante y cada vez más empáticos con las necesidades de los demás. Así obtendremos un mundo más humano y menos banal.  Agradezco al padre Guillermo, por hacernos partícipes de esta hermosa y única experiencia. Bendiciones para todos”.

Por su parte, Katherine Yulissa Donayre Pacherres, miembro del equipo organizador, nos comenta: “Una Noche para brillar, me ha permitido sentir el amor de Dios a través de los príncipes y princesas protagonistas de este evento. Y este año, tuve el honor de conocer a Maybeth Geraldine Gamarra Alameda y Jesús Israel Valencia Alameda. Estos príncipes me demostraron que nada es imposible si tenemos a Dios en nuestro corazón y a nuestros familiares tomándonos de las manos para vencer cualquier adversidad. Aquel día pude presenciar los talentos que Maybeth y Jesús han desarrollado gracias a su esfuerzo y perseverancia. Ellos bailaron una hermosa marinera, demostrando garbo y elegancia en cada paso, mientras la señora Raquel Alameda, mamita de Jesús, los acompañaba con aplausos y palabras de aliento. En ese instante al verlos bailar y sonreír, mi corazón que sentía tristeza porque aún recuerdo con nostalgia y melancolía a mi hermano fallecido, el cual cumpliría años en este mes de febrero, se llenó de alegría y gozo porque vi en ellos a Dios y en la señora Raquel a María. Este mágico evento es la oportunidad que tenemos para conocer y compartir con los príncipes y princesas de Dios, que él envío a este mundo para iluminar nuestras vidas y decirnos que él está aquí en ellos”.

“Una Noche para Brillar” (Night to Shine) se desarrolla en 34 países del mundo. La fundación patrocina las actividades que se realizan en las localidades elegidas en beneficio de nuestros hermanos con habilidades diferentes de 14 años o más, para brindar Fe, Esperanza y Amor a quienes necesitan un día más brillante, en su hora más oscura de necesidad. Cabe destacar que esta hermosa noche de confraternidad, centrada en el amor de Dios, sólo se realizaba en los Estados Unidos, pero gracias a la iniciativa de nuestro Arzobispo Metropolitano y a las coordinaciones del R.P. José Uhen, Piura fue la primera ciudad, y Perú el primer país, fuera del territorio norteamericano donde comenzó a llevarse a cabo esta celebración.