“UNA NOCHE PARA BRILLAR”

Tradicional celebración con nuestros Hermanos con capacidades especiales se realizó de manera virtual

16 de febrero de 2021 (Oficina de Prensa).  Gracias a la feliz iniciativa del R.P. José Guillermo Uhen, Párroco de la Parroquia Santísimo Sacramento de nuestra ciudad, más de un centenar de jóvenes y adultos con habilidades especiales de Piura fueron los invitados de honor en la inolvidable experiencia de una noche de celebración, durante la gran gala virtual del proyecto “Una Noche para Brillar” que se desarrolla en nuestra ciudad por cuarto año consecutivo y a pesar de la pandemia del Covid-19 que aún nos aflige. Debido a las actuales circunstancias, cada uno de los invitados se unieron a la celebración, desde la seguridad de sus hogares, gracias a las facilidades que nos brindan las nuevas tecnologías,

Más de 200 voluntarios han trabajado arduamente en los detalles de la organización del evento. Desde varias semanas atrás se realizaron las coordinaciones con las familias de cada uno de los invitados, para llevarles a sus hogares, siguiendo todas las medidas de higiene y bioseguridad, las invitaciones, obsequios y materiales que utilizarían para la noche de la gran gala, la cual se desarrolló de manera virtual gracias a las facilidades que nos brindan las nuevas tecnologías. Los invitados y sus familias pudieron disfrutar de una noche de buena música con sándwiches, bocaditos y decoraciones. Asimismo, participaron de una ceremonia de coronación, donde cada uno recibió una corona junto con hermosos regalos que les fueron llevados a sus casas. La velada se inició y se cerró con emotivos momentos de oración. 

Como nos lo recuerda nuestro Arzobispo: “Esta celebración busca expresarles a nuestros hermanos con habilidades especiales, lo importantes que son y lo mucho que significan para todos y cada uno de nosotros, en especial para sus padres. Nunca olvidemos que toda vida es valiosa en sí misma, desde la concepción hasta su fin natural. Toda vida es un reflejo del amor de Dios. Celebremos siempre la belleza de tener a nuestros hermanos con habilidades especiales entre nosotros, amémoslos, porque esas habilidades diferentes son las que los hacen tan valiosos, especiales e importantes en nuestras vidas. Estos hermanos nuestros nos recuerdan que todo ser humano tiene una dignidad inalienable y una misión en la vida, y que no son meros objetos pasivos de nuestra caridad. Ellos nos transmiten de manera muy especial su alegría, espontaneidad, esperanza, ganas de vivir, entusiasmo y amor. Ellos nos recuerdan que Jesús nos ama y nunca nos abandona”.

La Sra. Braulia Margarita Tocto Ochoa, mamá de Cristian Eusebio Juárez Tocto, uno de los homenajeados de 35 años de edad, nos cuenta su experiencia: “La invitación fue toda una sorpresa porque no imaginábamos que en medio a toda esta pandemia se fuera a realizar esta actividad. Mi hijo se emocionó muchísimo porque le contamos que iba a tener una fiesta, le preguntamos qué era lo que quería que decoremos, y nos pidió que le ambientemos la sala con globos, el día de la fiesta estuvo muy emocionado porque, todos íbamos a participar. Se divirtió, bailó, inclusive grabamos todo en video. Estaba muy contento con todo lo que estaba viviendo. Para él ha sido una noche mágica, porque son pocas las veces que ellos participan así, son pocas las veces que ellos son considerados. En mi familia Cristian es una de las personas más importantes. Yo estoy muy agradecida con los organizadores y cada uno de los miembros del equipo, ha significado mucho para nuestra familia porque gracias a ustedes, mi hijo, se ha sentido muy valioso, se ha sentido apreciado, gracias a ustedes, gracias a la Parroquia Santísimo Sacramento, al Padre José Guillermo por tenerlos en cuenta siempre en los eventos que realizan y agradecida con Dios también por todo lo que se vivió esta noche”.

Por su parte, Rosa Merino Sandoval, miembro del equipo organizador, nos comenta que: “La experiencia es incomparable con cualquier otra de servicio social, porque es llevar un poco de alegría a aquellas personas que muy pocos tomamos en cuenta. Ha sido día a día vencer un nuevo reto, sobre todo por la manera en que se llevó a cabo, de forma virtual. Todos los voluntarios han sido muy solidarios y disponibles, estando comunicados con sus invitados de honor y gracias a Dios hemos podido superar las dificultades, una de las barreras más grandes ha sido poder estar conectados de manera virtual ya que algunos de nuestros invitados no contaban con el equipo adecuado para poder conectase el día de la fiesta incluso no tenían ningún equipo de celular para comunicarse; allí también se evidenció la creatividad y entrega de los voluntarios, quienes se entregaron totalmente a la tarea de darles una solución y transmitirles ideas como la de: si un familiar pudiera prestar por ese día un celular o computadora o sino un vecino, hubo el caso en que la voluntaria prestó su celular a la invitada para que pueda conectarse y disfrutar de la fiesta. Ha sido una noche de gran felicidad, una magnífica oportunidad para poder expresar con nuestros hermanos con habilidades diferentes, el amor de Dios, ese amor que Jesús siente por cada uno de nosotros”.

“Una Noche para Brillar” (Night to Shine) es un programa de la “Fundación Internacional Tim Tebow” que se desarrolla en 34 países del mundo. La fundación patrocina las actividades que se realizan en las localidades elegidas en beneficio de nuestros hermanos con habilidades diferentes de 14 años o más, para brindar Fe, Esperanza y Amor a quienes necesitan un día más brillante, en su hora más oscura de necesidad. Cabe destacar que esta hermosa noche de confraternidad, centrada en el amor de Dios, sólo se realizaba en los Estados Unidos, pero gracias a la iniciativa de nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y las coordinaciones del R.P. José Guillermo Uhen, Piura fue la primera ciudad y país fuera del territorio norteamericano donde se ha llevado a cabo esta celebración.

martes 16 febrero, 2021