“SEAN PORTADORES DE ESPERANZA Y ALEGRÍA PARA TODOS”

Intenso Fin de Semana de Confirmaciones en Tambogrande y Castilla

17 de mayo de 2022 (Oficina de Prensa).- El Domingo 15 de mayo, V Domingo de Pascua, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., realizó una visita pastoral a la Parroquia “San Andrés” de Tambogrande (Sullana), donde celebró la Santa Misa y confirmó a 161 jóvenes y adultos procedentes de los caseríos «Olivares San Fernando», «Atahualpa», «San Eloy», «Malingas», «Pueblo Libre», «Guaraguaos Bajo», «Bella Esperanza» y el «Centro Poblado Ocho».

La Eucaristía fue concelebrada por el R.P. Luis Augusto Ramírez Albán, Párroco de la Zona y el R.P. Juan Manuel Sánchez Nieves, Vicario Parroquial del lugar. Los jóvenes confirmandos, quienes estuvieron acompañados de sus padrinos y catequistas, recibieron de manos de nuestro Pastor la plenitud del Espíritu Santo, en medio de un clima de profunda alegría y agradecimiento a Dios. Ellos iniciaron su formación en el año 2020, cuando se inició la pandemia, pero a pesar de todo ello no perdieron la esperanza ni las ganas de convertirse en apóstoles y misioneros de Cristo.

Durante su homilía, Monseñor Eguren les dijo: “Queridos confirmandos, hoy dan un paso muy importante en sus vidas. Reciben el Sacramento de la Confirmación que los hace adultos en la fe, es decir, esa semilla de la vida cristiana que recibieron en el bautismo llega hoy a su plenitud. El Espíritu del Señor desciende sobre ustedes con sus siete dones, unos más orientados al entendimiento, otros hacia la voluntad y los afectos, para que llenos de ese Espíritu de verdad y amor puedan cumplir con la misión que Cristo les confía en su nombre, que es el anunciar la buena noticia del amor de Dios y la salvación a los hombres. Que, a partir de hoy, gracias a tu palabra valiente, pero sobre todo con tu ejemplo de vida cristiana coherente, todos los que te vean puedan notar al Señor Jesús, realmente presente y vivo en ti. De esta manera podrás ayudar a que muchos que viven hoy enceguecidos, puedan darse cuenta que la felicidad está en Cristo y en el modelo de vida que Él nos propone. Reciben a este Espíritu Santo para liberar a los que están oprimidos por el pecado, a los que están esclavos por el ansia del tener, del poder y del placer impuro. A ellos te envía el Señor con la fuerza de su Espíritu para que todos puedan encontrar en Él esa libertad que sólo Jesús pueda dar”.

En otro momento, destacó que: “Queridos jóvenes, ustedes son los primeros, en esta zona de Tambogrande, en recibir el sacramento de la confirmación desde que se inició esta pandemia, este momento debe ser para ustedes un signo de esperanza y también de alegría, ambos son frutos del Espíritu Santo que brotan de la certeza de sabernos amados por el Señor. Recuerden que la esperanza no puede perderse y la alegría cristiana no se apaga en medio de los problemas, todo lo contrario, deben crecer y se robustece en medio de ellos. Sean portadores de esperanza y alegría para todos, pero especialmente para quienes viven desesperanzados, tristes y abatidos, en el pesimismo y la desolación. A estos hermanos nuestros anúncienles que Jesús los ama y que nunca los abandona. De esta manera ellos podrán recuperar la esperanza, la alegría y las ganas de vivir. Que el Espíritu Santo, por medio de su confirmación, los ayude a tener siempre entrañas de compasión, de bondad y de amor con todos, pero especialmente con los más débiles y descartados”.

Confirmaciones en Castilla

Nuestro Arzobispo visitó también la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” (Castilla), el viernes 13 de mayo, Fiesta de nuestra Señora de Fátima, donde confirmó a un importante grupo de jóvenes de esta Parroquia ubicada en la Urbanización Miraflores durante la Santa Misa que fue concelebrada por el R.P. Félix Rebolledo Herrera, Párroco del lugar, y el R.P. Luis Tito Castillo Silva, Vicario Parroquial, donde participó también el R.P. Francisco Alburquerque Sánchez. Ahí les pidió a los jóvenes confirmados a que se comprometan a perseverar y participar activamente de la vida de sus Parroquias formado parte de los diversos grupos que existen y en las actividades de evangelización y acción social que se llevan cabo. Asimismo los exhortó a que tengan como programa de vida, el pedido de nuestra Señora de Fátima: Oración, Penitencia y Rezo del Santo Rosario.