SACERDOTE CARLO SOLÍS RAMÍREZ FUE LLAMADO A LA CASA DEL PADRE EN PLENO MES MORADO

04 de octubre de 2021 (Oficina de Prensa).– Con profundo dolor, pero con la más firme esperanza en Cristo Resucitado, el Señor Arzobispo de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y su Presbiterio participan el sensible fallecimiento del Reverendo Padre Carlo Alberto Solís Ramírez, ocurrido el día de ayer. El Padre Solís era sacerdote de la Arquidiócesis de Valencia (Venezuela) y desde el año 2019 se encontraba entre nosotros por motivos familiares.

Nació en Sullana el 25 de noviembre de 1973 y realizó sus estudios en el Colegio Parroquial “San Pedro Chanel” de esa ciudad. En 1992 ingresó al Instituto Superior de Estudios Teológicos Juan XXIII, afiliado a la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma. Inició su camino de servicio al Señor y a la Iglesia en la Congregación de la Sociedad de María (Padres Maristas), siendo ordenado sacerdote el 11 de noviembre del año 2003. El año 2007 partió a Venezuela donde desempeñó su ministerio pastoral, primero con los Padres Maristas y posteriormente en la Arquidiócesis de Valencia, en el Estado de Carabobo.

A lo largo de sus 22 años de ministerio sacerdotal, el Padre Carlo ha servido a Cristo y al Pueblo de Dios como Párroco y Superior de la Comunidad de los Padres Maristas en Valencia (Venezuela), asumiendo las Parroquias “Santos Ángeles Custodios” y “San Isidro Labrador” en Carabobo. Posteriormente fue designado Administrador Parroquial en la Parroquia “Jesús de Nazaret” y luego Párroco de la Parroquia “San Juan Bautista”, hasta el año 2019 en que retornó al Perú, a su querida Sullana, desde donde ha venido sirviendo al pueblo fiel de Dios, principalmente a los jóvenes y matrimonios, en las Parroquias “Nuestra Señora del Transito” y “Santísima Trinidad”.

El Padre Carlo ha sido llamado a la casa del Padre en el inicio del Mes Morado. Así, el Señor ha querido llamarlo a la vida eterna en este tiempo especial en el que los Piuranos y Tumbesinos celebramos el amor misericordioso de Cristo, en las devociones del Señor Cautivo de Ayabaca y del Señor de los Milagros, a quienes el Padre Solís amaba tanto. 

Expresamos a sus familiares y al Señor Arzobispo de Valencia (Venezuela), su Excelencia Reinaldo Del Prette Lissot en unión con su Presbiterio, nuestra cercanía espiritual y oraciones, pidiéndoles al Señor que les otorgue en estos momentos una fe sólidamente cimentada en el misterio de la Resurrección.

Invitamos a todos los fieles de nuestra Arquidiócesis a elevar sus oraciones al Señor para que su hijo sacerdote Carlo sea recibido en la asamblea jubilosa del Cielo, de la mano de María Santísima a quien él le profesaba una especial piedad filial.

El velatorio se lleva a cabo en la Capilla “Santa Rosa” de la Urbanización del mismo nombre en Sullana. La Misa de exequias será presidida, mañana martes 05 de octubre, por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura.

lunes 4 octubre, 2021