“QUE LOS DEMÁS PUEDAN VER EN USTEDES, A CRISTO VIVO”

Arzobispo confirma a jóvenes en el Centro Poblado Almirante Grau

09 de febrero de 2023 (Oficina de Prensa).- En la capilla “Divina Misericordia” del Centro Poblado Almirante Grau, que se encuentra ubicado en el Km. 960 de la carretera Piura – Chiclayo y que pertenece a la jurisdicción de la Parroquia de “San Martín de Porras”, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., administró el sacramento de la confirmación a un grupo de 116 jóvenes provenientes de los Centros Poblados Nuevo Tallán, Almirante Grau, Nuevo Sinchao Chico, Zona More, Ciudad Noé y Km. 980, y El Tabanco.

A su llegada Monseñor Eguren fue recibido por los niños, adultos y ancianos de la zona, así como por los integrantes de la Comunidad “Bodas de Caná”, con fuertes palmas y en medio de emotivas muestras de alegría, los pobladores hondeaban vistosas pancartas con frases de bienvenida y de agradecimiento por la visita. La Eucaristía fue concelebrada por el R.P. Franz Alfaro Lokuán, Párroco de la zona, y el R.P. Gino Falen Vieyra, Vicario Parroquial. Estuvo presente en la celebración el Señor Pedro Pablo Yovera Yovera, Alcalde de la Municipalidad Delegada de Almirante Grau, asimismo acompañaron a los jóvenes confirmados, sus familiares, amigos y catequistas.

Conozcan, amen y sigan más a Cristo

Al iniciar su homilía, nuestro Pastor agradeció emocionado las muestras de simpatía y cariño de todos los pobladores, y dirigiéndose a los jóvenes confirmandos les dijo: “Hoy dan un paso muy importante en sus vidas. Reciben el sacramento de la Confirmación que los hace adultos en la fe, es decir, esa semilla de la vida cristiana que recibieron en el bautismo llega hoy a su plenitud. El Espíritu del Señor desciende sobre ustedes con sus siete dones, unos más orientados a la inteligencia, otros más hacia la voluntad y los sentimientos, para que llenos de ese Espíritu de verdad y amor puedan conocer, amar y seguir más plenamente a Cristo. El Espíritu Santo es la fuente de todo lo bueno que hay en la vida, y donde Él está fluye la verdad y el amor, crece la unidad, el entendimiento y la fraternidad. Queridos jóvenes, sean siempre dóciles a la acción del Espíritu Santo, invóquenlo y pídanle que los guíe a Jesucristo, quien es la Verdad que los hará libres y al Amor que llenará sus corazones de plenitud”.

Esfuércense por ser siempre como Jesús

En otro momento de su homilía, Monseñor José Antonio les recordó que: “El camino de ser discípulo y misionero de Jesús no es fácil. No estarás exento de que te critiquen, te insulten, te excluyan, te persigan y te rechacen, pero dichoso tú cuando te pase todo esto porque tu recompensa estará en el cielo. El mundo nos persigue de manera muy sutil, buscándonos seducir con el ansia de poder, del tener, del placer, nos quiere hacer caer presentándonos una falsa libertad que sólo nos esclaviza. Jesús les pide ser fieles, esfuércense por ser buenos cristianos, por rechazar la tentación, por no sucumbir al pecado. Por ello hoy envía el Espíritu Santo en tu ayuda, para darte esa fuerza que necesitas para no ceder, ni tener miedo. El Espíritu te dará la fortaleza y el coraje que necesitas para perseverar, y si en algún momento sientes duda, entonces sólo pregúntate: ¿Jesús qué harías Tú si estuvieras en mi lugar? Y si el Señor no lo haría, no lo hagas tú tampoco, porque entonces eso no es bueno ni para ti, ni para los demás. Esfuérzate siempre por ser como Jesús”.

Ser testigos y discípulos-misioneros del Señor

Finalmente, nuestro Arzobispo, hizo un especial pedido a los confirmandos: “Queridos jóvenes, ahora se espera de ustedes que los demás puedan ver a Cristo en sus vidas. Esto será cuando te vean y te escuchen diciendo la verdad, cuando obres el bien, cuando seas justo con tus hermanos, cuando seas puro de pensamiento y obra, cuando practiques la caridad y hagas obras de misericordia con quien las necesite, cuando seas obediente a tus padres, cuando muestres responsabilidad en tus tareas sea en el instituto o colegio donde estudies o en el trabajo. Recuerden que las personas de hoy quieren ver al Señor Jesús vivo en nosotros. Hoy que recibes tu confirmación, el Espíritu Santo te cubre, para que fortalecido por Él puedas ser testigo coherente y convincente de Cristo. Sí, el Señor Jesús te invita a tomar parte de los esforzados pero hermosos trabajos de la evangelización, allí donde el Espíritu de Jesús te lleve para darlo a conocer. En primer lugar, con el ejemplo de tu vida, que los demás puedan reconocer a Cristo vivo en ti por lo que haces y dices. Y luego ayudando a muchos jóvenes perdidos en el sinsentido de la existencia, porque no hay mejor apóstol para un joven que otro joven. Ellos están esperando que aparezca un joven como tú, que les pueda decir que la respuesta que tanto buscan tiene un rostro y un nombre, Jesús de Nazaret. Jóvenes, este es el sacramento del testimonio y para que puedas ser testigo de Cristo no estás solo, el Señor te da su Espíritu. Por ello hemos de ser sus testigos por todos los rincones de la sociedad, dando a conocer que Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida, que fuera de Él no hay posibilidad de salvación, de vida verdadera, de libertad auténtica, de plenitud”.