VOTEMOS CON RESPONSABILIDAD Y PENSANDO EN EL BIEN DEL PERÚ

Santa Misa celebrada por el Arzobispo Metropolitano de Piura en la Solemnidad de la Ascensión del Señor

 04 de junio (Oficina de prensa).- Cientos de fieles acudieron a la Basílica Catedral de Piura para celebrar con una Santa Misa la Solemnidad de la Ascensión del Señor, la cual fue presidida por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura.

En las vísperas a la segunda vuelta de las Elecciones Presidenciales de nuestro país, Monseñor Eguren hizo un llamado a “asistir a votar con responsabilidad. Que no sea el odio, los rencores, la frustración, ni la amargura lo que decida nuestro voto, sino que pensemos en un bien más grande del cual formamos parte y que se llama Perú. Pensemos en aquellos caminos que aseguren para nuestro país el desarrollo integral, la libertad, la solidaridad, la justicia social, la promoción y defensa de la familia y de la vida, desde su concepción hasta su fin natural. Oremos para que cualquiera que sea el resultado de estas elecciones presidenciales reine en nuestra patria la unidad y para que quienes tengan en sus manos la responsabilidad de gobernar nuestro país no lo hagan movidos por intereses personales, ni grupales, sino que se esfuercen por buscar las coincidencias y construir un Perú reconciliado y libre”.

 Monseñor Eguren señaló que la Solemnidad de la Ascensión del Señor es una “fiesta de la esperanza porque Jesús subió al cielo y elevó nuestra condición humana, siendo la más firme garantía de que nuestro destino apunta al cielo, a la comunión con Dios”.

“Si nuestro destino es el cielo – continuó nuestro Pastor – debemos esforzarnos por merecerlo. Nos preocupamos excesivamente por las cosas de este mundo y descuidamos lo esencial. Si revisamos nuestra vida cotidiana veremos que la oración queda abandonada o las confesiones relegadas por meses, sino por años; cuántos esfuerzos mediocres en nuestro combate espiritual; cuánta inasistencia a la misa dominical y tan poco fervor para rezarle a los santos y a nuestra Madre María. Es hora de levantar la mirada y desear los bienes del cielo, que no significa desentenderse de los problemas de esta tierra, sino hacernos dignos de la salvación que se nos ofrece”.

Nuestro Arzobispo indicó que “el deseo de participar en la misma gloria de Cristo no nos puede dejar inactivos frente a las realidades temporales sino que nos compromete a trabajar intensamente por transformarlas según el Evangelio. Es ocasión para que hagamos un examen de conciencia y veamos con sinceridad si somos esos apóstoles que el Señor espera de nosotros y que necesita la Iglesia, dando testimonio con la palabra y con la vida. Estamos llamados a anunciar el Evangelio por todo el mundo”, enfatizó.

Monseñor Eguren recordó a los fieles que mañana domingo el horarios de las misas ha cambiado por la coyuntura electoral. Las celebraciones eucarísticas serán suspendidas desde las 8:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. Por lo tanto, se ha recomendado a las parroquias ofrecer una misa a las 7:00 a.m. y en la tarde, a partir de las 5:00 p.m.

sábado 4 junio, 2011