“VIVAMOS CON HUMILDAD PORQUE ES LA CLAVE PARA SER CRISTIANOS SANTOS”

 01 de septiembre (Oficina de Prensa).- En la mañana de hoy, ante una gran cantidad de fieles que abarrotaban la Parroquia Señor de los Milagros de Talara Alta, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa con ocasión de la reentronización de la Sagrada Imagen del Señor de los Milagros a dicha parroquia. Concelebraron está celebración eucarística el R.P. Roland Castro Juárez, Vicario Foráneo de Talara y el párroco R.P. Mario Accame Luna.

La Sagrada Imagen del Señor de los Milagros reentronizada ha sido completamente restaurada y colocada en un marco de oro y plata, también fue restaurada la imagen de la Virgen de la Nube que se encuentra en la parte posterior. Estos trabajos se han realizado mediante el apoyo de la Hermandad del Señor de los Milagros de Talara Alta.

 En su homilía Monseñor Eguren destacó la importante lección sobre la humildad que es la clave para ser cristianos santos: “La enseñanza de Jesús en el Evangelio de hoy (Lc 14,1.7-14) busca que comprendamos la importancia de la virtud de la humildad en la vida cristiana. Ella es imprescindible para edificar nuestra santidad. La humildad es andar en verdad, y lleva a poner a Dios y a los demás en el primer lugar de nuestras vidas, conscientes que sin el Señor y si el amor fraterno nuestra vida no tiene sentido, se desvanece ya que la soberbia nos hace prisioneros de nosotros mismo y nos priva de la alegría de vivir en la dimensión liberadora de ser hijos de Dios y hermanos de los demás”.

 En otro momento de su homilía nuestro Pastor exhortó a los fieles presentes a seguir el ejemplo de Jesucristo representado en la imagen del Señor de los Milagros, así como también, el ejemplo de humildad de nuestra Madre, la Virgen María: “Precisamente la Sagrada Imagen del Señor de los Milagros que hoy reentronizamos restaurada en toda su belleza, nos habla que el camino a la Gloria pasa necesariamente por la humildad. Que cuando carguen esta Sagrada Imagen y la acompañen en procesión con sus cantos y sahumerios, ella les recuerde que Cristo siendo Dios se anonadó, tomó condición de siervo, enseñándonos así que el que se humilla será enaltecido y que el que se enaltece será humillado. Que María Santísima, Aquella en quien el Señor se fijó por su pequeñez y sencillez, nos enseñe a ser pequeños en la tierra para así ser grandes en el cielo”.

Al finalizar la celebración los miembros de la Hermandad le entregaron a Monseñor Eguren un documento en donde lo declaran como Primer socio Honorario de esta Hermandad así como también le entregaron un escapulario con la Sagrada Imagen del Señor de los Milagros.