“Un Pastor ejemplar”

Misa por el XV Aniversario de Don Álvaro del Portillo

“Un Pastor ejemplar”29 de marzo (Oficina de prensa).- Con ocasión del XV aniversario del fallecimiento de Mons. Álvaro del Portillo, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa en el Santuario Virgen del Perpetuo Socorro, el pasado 23 de marzo. La Eucaristía estuvo concelebrada por el R.P. Emilio Arizmendi, Capellán Mayor de la Universidad de Piura y por el R.P. Vicente Pazos, Capellán Emérito.

Mons. Eguren durante su homilía recordó con afecto a Don Álvaro del Portillo. “Si tuviésemos que definir a Don Álvaro en una sola frase, sería ésta: Un Pastor ejemplar que manifestaba una extraordinaria riqueza interior: en la firmeza de su adhesión a la doctrina de la Iglesia, en su unión al Papa, en su caridad pastoral y en su profunda humildad”.

Un pastor ejemplarY continuó diciendo: “Un Pastor, que tuvo una prolongada y multiforme actividad pastoral para gloria de Dios y para bien de la Iglesia: como consultor de varias congregaciones, como secretario de la comisión del Concilio Vaticano II que elaboró el decreto “Presbyterorum Ordinis”, como consultor de otras comisiones conciliares y como padre sinodal”.

Finalmente dirigiéndose a los miembros del Opus Dei presentes en la celebración eucarística dijo: “La vida de Don Álvaro del Portillo es ejemplar para todos ustedes, hijos e hijas de San Josemaría, por su profunda fidelidad al carisma del fundador y por su incansable trabajo en la difusión de este carisma tan bendecido por el Señor y tan rico en su espiritualidad”.

La Santa Misa ha sido iniciativa de la Universidad de Piura, que este año celebra cuatro décadas de vida institucional.

un pastor ejemplarMonseñor Álvaro Del Portillo fue ordenado sacerdote en 1944, en Madrid (España). Años más tarde, ya en Roma, fue consultor de la Santa Sede y colaboró activamente con el Concilio Vaticano II. Cuando el Opus Dei fue erigido por Juan Pablo II como Prelatura Personal en 1982, fue el primer Prelado. En 1991 Juan Pablo II lo consagró obispo. Un año más tarde, participó de la ceremonia de beatificación de Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Don Álvaro falleció en la madrugada del 23 de marzo de 1994, al regreso de una peregrinación por Tierra Santa.

Diez años más tarde, en marzo de 2004, comenzó su proceso de canonización, cuya primera etapa finalizó en agosto de 2008. Terminada la fase diocesana del proceso, el próximo paso será la elaboración de la positio, una biografía del candidato a los altares que debe demostrar que ha vivido en grado heroico las virtudes cristianas. La positio será presentada luego por el postulador a la Congregación para las Causas de los Santos para que la estudie y emita su dictamen.

un pastor ejemplar

domingo 29 marzo, 2009