TOMA HÁBITO DE CARMELITA DESCALZA LA PRIMERA VOCACIÓN PIURANA DE ESTE MONASTERIO

 15 de febrero (Oficina de prensa).- El 08 de febrero pasado nuestra Arquidiócesis y en especial la comunidad de Carmelitas Descalzas de Santa Teresita de Piura vivieron con gran alegría la toma de hábito de la hermana María Leticia de San José, la primera vocación piurana de esta comunidad.

La hermana María Leticia de 23 años tomó el hábito de la orden del Carmelo en una solemne ceremonia presidida por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, en la capilla de la comunidad carmelita de Piura.

 Monseñor Eguren dirigió sus palabras especialmente a la hermana María Leticia para que “viva siempre con ilusión, profunda alegría y agradecimiento a Dios su llamado a ser la primera carmelita piurana. Es, además, una gran responsabilidad ser la primera porque de los frutos de tu entrega y fidelidad al Señor vendrán muchas otras vocaciones piuranas”.

Posteriormente, Monseñor Eguren le hizo las pertinentes preguntas sobre la Consagración a la nueva hermana, quien respondió afirmativamente con fuerza, gozo y serenidad. A continuación la hermana María Leticia fue revestida con el hábito de Carmelita ante el regocijo de todas sus hermanas de comunidad.

Fueron madrinas de honor de la hermana María Leticia la Rvda. Madre María Soledad de Nuestra Señora del Monasterio Carmelitas Nazarenas y la Rvda. Madre María de Jesús, Priora del Monasterio San José en Cañete.

La Congregación de las Carmelitas Descalzas fue fundada por Santa Teresa de Jesús el 24 de Agosto de 1562 en Ávila (España). Esta vocación es un don del Espíritu que las invita a una misteriosa unión con Dios, viviendo en amistad con Cristo y en intimidad con la Virgen María. La oración e inmolación se funden vivamente con un amor grande a la Iglesia y por exigencia del carisma teresiano la oración, la consagración y todas sus energías están orientadas hacia la salvación de todos los hombres… “Daria gustosa mil vidas por salvar una”, decía la Madre Fundadora, Santa Teresa de Jesús.

martes 15 febrero, 2011