TOMA DE POSESIÓN DE NUEVOS PÁRROCOS EN NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE Y SAN MIGUEL ARCÁNGEL

 06 de febrero (Oficina de prensa).- La Arquidiócesis de Piura cuenta con nuevos Párrocos luego de la Toma de Posesión del R.P. Miguel Medina y el R.P. Carlos Coronado en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe y en la Parroquia San Miguel Arcángel – Basílica Catedral de Piura, respectivamente.

El sábado la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Piura congregó a numerosos fieles a la espera de la Santa Misa de Toma de Posesión del R.P. Miguel Medina, la cual fue presidida por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura.

 Luego de la lectura del Decreto de nombramiento del Párroco, Monseñor Eguren presentó al Padre Medina a la comunidad y le entregó las llaves del Templo, el Bautisterio, el Confesionario, el Libro de la Palabra de Dios y los utensilios para la Eucaristía, como símbolo de su ministerio en esta parroquia. Los fieles presentes expresaron con espontáneos y extensos aplausos su alegría y gratitud por la llegada del nuevo Párroco.

En su homilía, Monseñor Eguren aseguró que a la comunidad de Nuestra Señora de Guadalupe “no les faltará la solicitud del nuevo Párroco, pero a su vez al Padre Medina no debe faltarle la obediencia y la colaboración de todos ustedes para que esta comunidad sea sal y luz del mundo”, haciendo referencia al Evangelio del día.

 “Hermanos, la luz ilumina la oscuridad, las tinieblas del pecado, del egoísmo, de la envidia, del odio, de las injusticias, de los atropellos como la legalización del aborto o los matrimonios entre personas del mismo sexo. El cristiano está llamado a ser luz del mundo, iluminando con la Palabra de Cristo y el testimonio estas realidades hoy oscurecidas”, precisó Monseñor Eguren.

“Estamos también llamados – agregó nuestro Arzobispo – a ser sal de la tierra. La sal da sabor a los alimentos, de la misma manera para llegar a ser sal de la tierra debemos ser verdaderamente cristianos, acogiendo en sí mismo la fuerza transformante del Señor para vivir como Él enseña. La sal también preserva los alimentos, por lo tanto, también estamos llamados a resguardar la Verdad de la fe, del hombre, del mundo”.

CATEDRAL DE PIURA

 Asimismo, con la compañía y la profunda alegría de cientos de fieles que colmaron la Parroquia San Miguel Arcángel – Basílica Catedral de Piura, hoy fue presentado el nuevo Párroco R.P. Carlos Coronado quien también recibió de manos de Monseñor Eguren las llaves del Templo, el Bautisterio, el Confesionario, el Libro de la Palabra de Dios y los utensilios para la Eucaristía.

Monseñor Eguren alentó al Padre Coronado a que en su misión de párroco sus esfuerzos y los de su feligresía estén volcados a constituir una comunidad que sea “luz del mundo y sal de la tierra”, según el Evangelio del Domingo. Nuestro Pastor explicó a los presentes lo que significa para el cristiano ser luz para el mundo: “ser la presencia viva de la Verdad, del Amor, del mismo Jesús en quien la Verdad y el Amor se identifican. ¡Qué hermosa e importante es nuestra responsabilidad como cristianos en medio del mundo lleno de tinieblas! Los cristianos estamos llamados a ser presencia, por nuestra vida y por nuestras palabras, de Jesús mismo”.

 De la misma manera, nuestro Arzobispo explicó que ser sal de la tierra para el cristiano “significa que vive sinceramente su vida cristiana para darle sabor a la vida, dejando de ser tibia y mediocre. Es nuestro deber mostrar a los demás la belleza de lo que significa ser cristiano: realizarnos como persona humana en toda la plenitud de la palabra. Estamos llamados también a conservar lo que es genuinamente humano. Por eso la Iglesia defiende tanto la dignidad humana, los valores humanos, la vida desde el momento de la concepción hasta su fin natural, la santidad del matrimonio, la familia."

lunes 7 febrero, 2011