“Sin Dios nada podemos hacer”

“Sin Él nada podemos hacer”26 de julio (Oficina de prensa).- Nuestro Arzobispo Metropolitano, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., celebró la Santa Misa correspondiente al Domingo XVII del Tiempo Ordinario, a las 8:30 de la mañana, en la Basílica Catedral de Piura.

“Hoy comenzamos el Capitulo VI del Evangelio de San Juan, el cual se extiende durante cinco domingos. En este capitulo, la Iglesia nos subraya la importancia de acoger las enseñanzas que nos va mostrando a Jesús como Pan vivo bajado del cielo, como alimento de vida eterna”, manifestó Mons. Eguren, al iniciar su homilía.

“Sin Él nada podemos hacer”

Este capitulo comienza con el relato de la multiplicación de los panes y peces, y siguiendo las reflexiones del Santo Evangelio (Jn 6,1-15), Mons. José Antonio Eguren, señaló tres enseñanzas que el Señor Jesús nos deja con este impresionante milagro.

“El Evangelio de hoy nos muestra el corazón de Jesús, un corazón compasivo y misericordioso, siempre sensible a nuestras necesidades materiales y espirituales. De su corazón brota la ayuda, la gracia y el amor que necesitamos en toda circunstancia de nuestra vida. A eso nos impulsa el testimonio y el ejemplo que Dios nos da en este relato, a que nosotros también tengamos entrañas profundas de amor, de misericordia y de compasión”, expresó.

“Sin Él nada podemos hacer”“Además nos manifiesta, que el esfuerzo humano no alcanza. Pero cuando invocamos la gracia de Dios, cuando unimos nuestro esfuerzo, ponemos nuestra cooperación humana y nuestro corazón generoso, ahí suceden los milagros”.

Y continuó diciendo: “La oración no es el último recurso sino el primer recurso del cristiano, la oración tiene que sellar todas nuestras obras y nuestros esfuerzos, conscientes que sin Él nada podemos hacer”.

“Sin Él nada podemos hacer”Antes de finalizar dijo: “En el Evangelio del domingo pasado, Jesús sentía compasión por la gente que lo seguía porque estaban como ovejas sin pastor, ahora se compadece porque tienen hambre. El Evangelio de hoy nos debe hacer tomar conciencia de que en cada Misa, Jesús sigue compadeciéndose de cada uno de nosotros. Tenemos que valorar la importancia de la Eucaristía y no descuidar la Misa del domingo”, resaltó.

La Santa Misa fue ofrecida por la Asociación de Huancabambinos residentes en Piura, en honor a la Virgen del Carmen, con la cual terminan las celebraciones realizadas durante todo el mes de julio. “Pidámosle a nuestra Madre nos enseñe siempre a acoger la Palabra de Dios en nuestras vidas, y a recibir el misterio de la Eucaristía con unción y con profunda devoción”, manifestó nuestro Pastor, dirigiéndose a los miembros de esta Asociación.

“Sin Él nada podemos hacer”
“Sin Él nada podemos hacer”

domingo 26 julio, 2009