SEMINARISTAS DE PIURA Y TUMBES AVANZAN EN SU CAMINO AL MINISTERIO SACERDOTAL

 16 de febrero (Oficina de prensa).- En un importante paso en su camino al ministerio sacerdotal, seminaristas de Piura y Tumbes recibieron de manos de nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., el Ministerio de Acolitado y Lectorado, y la Admisión a las Sagradas Órdenes. Asimismo, fueron bendecidas e impuestas las sotanas a aquellos seminaristas que ingresarán a Primer Año de Teología.

En la Santa Misa, que se realizó el pasado jueves 9 de febrero en la Capilla del Seminario Arquidiocesano de Piura San Juan María Vianney, Monseñor Eguren también les dio la bienvenida a los 17 jóvenes que ingresan este año al Seminario. La celebración eucarística fue ofrecida, además, por el seminarista Santos Silva Imán, al cumplirse ayer un mes de su tránsito a la Casa del Padre.

 Durante su homilía Monseñor Eguren exhortó a los seminaristas a vivir la vocación con entusiasmo y firmeza: “La vida del sacerdote está marcada siempre por la profunda alegría de saber que es el mismo Señor Jesús quien te ha llamado y ha pronunciado tu nombre…Pero junto con esa alegría, vive tu vocación con mucha firmeza y seguridad… ¡No tengas miedo! Aquél que te llama quiere de ti, lo mejor. Si Él te pide todo, dáselo todo, no le pongas condiciones al Señor, “¡El no quita nada, lo da todo!””.

Nuestro Arzobispo también aconsejó a los jóvenes que ingresan este año al Seminario a “poner los ojos en el Señor, “vivificador y consumador de tu vocación. Así no habrá nada que te haga caer… Si tu vida está cimentada en Cristo, ni el mundo ni nada podrá contra ti. Por eso, desde ahora y cada día alimenta y forja la amistad con Jesús”.

 Recibieron el Ministerio del Lectorado Dennis Marín Aquino Sosa, Pedro Francisco Juárez Pachérrez y Luis Augusto Ramírez Albán. El Ministerio del Acolitado: Aldo Percy Pardo Ramírez y Dergi Facundo Facundo. Y la Admisión a las Órdenes Sagradas: David Ancajima Ramos, Luis Tito Castillo Silva, Derwin Rubén Ruiz Castillo, Jorge Ypanaqué Sánchez y Santos Enrique Bautista Orozco.

El Ministerio del Lectorado exige, a quienes lo reciben, profundizar cada vez más en la Palabra de Dios; la riqueza del Ministerio del Acolitado radica en el servicio cercano a Jesús Sacramentado en cada celebración eucarística. Y la Admisión a las Sagradas Órdenes significa que la Iglesia los admite porque percibe que Cristo los llama para ser sacerdote.

En la Santa Misa participaron el R.P. Santiago Villarino, Vice-Rector del Seminario San Juan María Vianney, el R. P. Guillermo Iriarte, Director Espiritual, seminaristas y familiares de los seminaristas, quienes manifestaron con fuertes aplausos la gran alegría de ver a estos jóvenes ahondar en su “Sí” inicial a la vocación con la que Dios los ha llamado y bendecido.

HOMENAJE AL SEMINARISTA SANTOS SILVA

 La Santa Misa también fue ofrecida por el seminarista Santos Silva Huamán al cumplirse ayer un mes de su tránsito a la Casa del Padre. Al finalizar la celebración eucarística los presentes se dirigieron al comedor del Seminario para develar un cuadro con la fotografía de Santos, para que su ejemplo y testimonio sea inspiración para las futuras generaciones de seminaristas.

En la ocasión, Monseñor Eguren recordó algunas palabras que Santos Silva le confió en una conversación que tuvieron antes de la Navidad pasada, palabras llenas de amistad y amor a Cristo: “Lo que quiera Jesús de mí, yo ya le he entregado mi vida”. Y algunas de sus últimas palabras antes de partir a la Casa del Padre: “Ofrezco todo por el seminario, todo por los seminaristas, todo por la vocación”.

Cabe recordar que Santos Silva Imán fue llamado a la Casa del Padre el 15 de enero de 2012, tras sufrir un accidente automovilístico.

miércoles 15 febrero, 2012