“SEGUIR A CRISTO ES EL IDEAL MÁS BELLO QUE HAY EN LA TIERRA”

310 jóvenes piuranos reciben el sacramento de la Confirmación 

08 de mayo (Oficina de Prensa).- El pasado sábado 3 de mayo por la tarde, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., confirmó a 310 jóvenes pertenecientes a los Colegios “San Gabriel”, “San José de Tarbes”, “Don Bosco” y “Nuestra Señora de Lourdes” quienes estuvieron acompañados por sus familiares y amigos. La celebración se llevó a cabo en el Coliseo del Colegio "Don Bosco". 

Al dirigirse a los jóvenes confirmandos nuestro Arzobispo les dijo: “Estamos viviendo este hermoso tiempo Pascual, la alegre noticia de que Cristo ha resucitado y con ello ha vencido al pecado y a la muerte. Es así como el Señor Jesús nos ha abierto el cielo a todos los que creemos en Él, el camino a la vida feliz y libre de pecado, a una vida santa. Y en medio de esta alegría, ustedes queridos jóvenes, reciben el sacramento de la Confirmación que es la efusión del Espíritu Santo con sus siete dones y que los hace a ustedes adultos en la fe”.

 “La Confirmación – agregó Monseñor Eguren – es el sacramento que nos lleva a un seguimiento más cercano y fiel a Cristo nuestro Señor, y a ser sus testigos en la Iglesia y en el mundo. El Espíritu Santo hoy te reviste con sus 7 dones para que sigas a Cristo más perfectamente, para que así lo puedas anunciar con tu palabra valiente y con el ejemplo de una buena vida cristiana. Seguir a Cristo es el ideal más bello que hay en la tierra, es seguir a Aquel que es el Camino, la Verdad y al Vida. Seguir a Cristo y dar testimonio de Cristo debe ser desde hoy la gran pasión de tu vida”.

 Al finalizar Monseñor Eguren los exhortó a que “luego de recibir la Confirmación lleno de ilusión y de buenos propósitos, de deseos de santidad y de amor por seguir a Cristo, no dejes que se apague ese ardor que hay en tu corazón, y la mejor forma es yendo a Misa. ¡No descuides la Santa Misa, ese encuentro con Cristo Resucitado! Esta es la clave para perseverar en este camino de ser discípulo, testigo y misionero de Jesús; para mantener siempre el ardor vivo en el corazón cristiano, para encontrar semana tras semana la fuerza y el coraje, la ilusión y el entusiasmo de creer en Jesús. Es también la clave para hacer desaparecer de nuestra vida la desesperanza”.

jueves 8 mayo, 2014