“Sean testigos valientes y convincentes de Cristo”: Fin de semana de Confirmaciones

11 de noviembre (Oficina de Prensa).- Aproximadamente un total de 400 jóvenes de la Universidad de Piura (UDEP), y de las Parroquias de San Juan Macías de Ignacio Escudero y de San Andrés de Tambogrande, recibieron este fin de semana la plenitud del Espíritu Santo. Las celebraciones estuvieron presididas por Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura.

En la Universidad de Piura, la Santa Misa estuvo concelebrada por el R.P. Vicente Pazos Gonzáles, Capellán Emérito Mayor de la Universidad y por el R.P. Emilio Arizmendi Echecopar, actual Capellán Mayor de la UDEP. En Ignacio Escudero concelebraron la Eucaristía, el párroco R.P. Omar Castrillo Martínez, y el vicario parroquial R.P. Domingo García Hospital. En Tambogrande concelebró el párroco, R.P. Martín Chero Nieves y el R.P. Walter Saavedra, párroco de Las Lomas.

Fue un fin de semana donde la efusión del Espíritu Santo descendió sobre varios lugares de nuestra Arquidiócesis constituyendo en apóstoles del Señor Jesús a un gran número de nuestros jóvenes.

Durante sus homilías Mons. Eguren instó a los jóvenes a que sean testigos valientes del Señor: “En nombre de la Iglesia les pido que ofrezcan en todo momento un testimonio valiente, directo y convincente de Cristo. Que en el hogar, la universidad, el colegio, y el barrio, se les note que son cristianos por lo que dicen, deciden y hacen. Ayer como hoy, ser cristiano nos exige ser signo de contradicción, ir contracorriente y no dejarse influenciar por los mensajes de la cultura de muerte que quieren hacernos creer que la felicidad esta en el tener, el poder y el placer impuro”.

En otro momento, Mons. Eguren subrayó que la plenitud del Espíritu Santo que se recibe en el sacramento de la Confirmación está también ordenada a crecer en la amistad con Cristo: “Los siete dones del Espíritu Santo se ordenan a que tengan una fe adulta y madura. Es decir, una vida cristiana profundamente arraigada en la amistad con el Señor Jesús. Y es fundamental crecer en la amistad con Cristo porque la amistad con Cristo nos abre a todo lo verdadero, noble y digno que hay en la vida. No se olviden: sólo Jesús tiene palabras de vida eterna. Sólo Él, llena de sentido la vida. Sólo Él, es capaz de darte la felicidad que tanto anhela tu corazón joven. Y esta amistad con Cristo sólo se puede lograr en la Iglesia. Es en la Iglesia donde la vida de Cristo se nos comunica, nutre y se despliega en plenitud”.

Finalmente el Arzobispo Metropolitano de Piura y Tumbes señaló que con este sacramento admirable no sólo reciben un Espíritu de fortaleza sino también un Espíritu de santidad: “No hay mayor tristeza que la de no ser santos, escribió León Bloy. Es decir no hay mayor tristeza que la de no llegar a ser en todo semejante a Cristo. Porque el santo es otro Cristo. Por ello la Confirmación refuerza en nosotros el deseo de santidad y nos capacita para poder llegar a serlo. Queridos jóvenes: no se contenten con la mediocridad que el mundo les ofrece. Más bien aspiren a ser santos, a alcanzar en sus vidas la estatura de Cristo. Y si bien no hay mayor tristeza que la de no ser santo, también es cierto que no hay mayor irresponsabilidad para los tiempos que nos han tocado vivir, que no aspirar seria y responsable a la santidad”.

En la visita a la Parroquia de San Andrés, donde estuvieron presentes el Alcalde de Las Lomas, Sr. Cristian Vences Vegas con su señora esposa; el Alcalde de Tambogrande, Sr. Segundo Moreno Pacherres con su señora esposa y tres regidores; se hizo entrega de la Resolución Municipal con la cual se regulariza el saneamiento del título de propiedad de la parroquia, y así mismo, se hizo entrega de un cheque por la suma de 50,000 nuevos soles para la construcción del comedor parroquial y el inicio de las obras de remodelación del Templo.

 

lunes 12 noviembre, 2007