“Salgamos al encuentro de Cristo que viene a nosotros, cargados de buenas obras”

Familias piuranas en “Marcha por la Vida”

 29 de noviembre (Oficina de prensa).- En la mañana de hoy, con la celebración de la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, dio inicio a la celebración del tiempo de Adviento. Tiempo de expectativa y de vigilante espera del Señor Jesús que ya llega.

Ante la gran presencia de fieles que colmaron totalmente el templo, Mons. Eguren manifestó: “Salgamos al encuentro de Cristo que viene a nosotros cargados de buenas obras…No olvidemos que entre todas las obras de caridad la más importante es la evangelización, es decir el anuncio de Cristo, más aún ahora que nos encontramos en plena misión Arquidiocesana, «Quédate con nosotros, Señor». Que toda obra de caridad que hagamos sea ocasión para anunciar el Evangelio, sea ocasión para llevar a nuestros hermanos al encuentro vivo con Cristo…Hermanos que en este santo tiempo de Adviento demos mucho amor, esperanza y consuelo a los que más sufren, a nuestros hermanos más pobres y necesitados”.

 En otro momento, refiriéndose a este tiempo litúrgico dijo: “El Adviento nos prepara a conmemorar la primera venida de Cristo en la humildad de nuestra carne mortal en la Navidad; a estar siempre alertas y despiertos porque el Señor Jesús vendrá al final de los tiempos en majestad y en gloria a juzgar a vivos y muertos; pero también la espiritualidad del Adviento busca hacernos sensibles a la presencia amorosa del Señor entre nosotros, ya que entre su primera y su última venida Él nos visita constantemente con su amor, sobre todo con la gracia de los sacramentos, cumpliendo así con su promesa: «yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo» ( Mt 28, 20). Que el Adviento nos haga sensibles a la presencia del Señor que nunca nos abandona, que siempre está cerca y que vive y mora en su Iglesia”.

 Antes de finalizar la Santa Misa, Mons. José Antonio Eguren bendijo de manera especial a todas las madres gestantes presentes y a todas las familias reunidas para celebrar el nuevo año litúrgico. Asimismo felicitó a todas las parroquias de Piura y Castilla, así como a los miembros de Catequesis Familiar, Bodas de Cana, Movimiento Juan XXIII y Camino Neo Catecumenal por la realización de una Marcha por la vida en el inicio de este tiempo de adviento… “Felicito a los que han tenido la feliz iniciativa de organizar esta nueva Marcha por la Vida en nuestra Ciudad. El Adviento es tiempo propicio para promover una auténtica cultura de la vida. El «no» de la Iglesia al aborto es un «sí» a la vida. Que María Santísima, que llevó durante nueves meses en sus entrañas virginales e inmaculadas a Aquel que es la Vida misma, nuestro Señor Jesucristo, nos ayude a defender la vida desde la concepción hasta su fin natural y no permita que el aborto sea legalizado en nuestra Patria”.

 Inmediatamente después de la Eucaristía, cientos de familias, niños, jóvenes y adultos, iniciaron la Gran Marcha a favor de la defensa de la Vida, siguiendo el siguiente recorrido: Av. Grau, Av. Loreto, Av. Sánchez Cerro, Calle Tacna hasta finalmente llegar a la Basílica Catedral de Piura.

Cabe mencionar que como todos los años, durante esta celebración eucarística se realizó la IV Colecta de “Solidaridad para Emergencias”. El fondo recaudado será destinado para aliviar las necesidades de los damnificados por cualquier desastre natural que pudiese suceder en nuestra Arquidiócesis.

 

domingo 29 noviembre, 2009