Reliquias de Santa Margarita María Alacoque llegan a Piura

este sábado 15 de agosto

Reliquias de Santa Margarita María Alacoque llegan a Piura06 de agosto (Oficina de prensa).- Las Reliquias de Santa Margarita María Alacoque, conocida como la apóstol del Sagrado Corazón de Jesús, llegan a Piura el próximo sábado 15, con la intención de renovar la devoción de los fieles por el Sagrado Corazón de Jesús.

Las reliquias llegarán en una Urna. "Bajo un terciopelo rojo y tisú dorado se encuentran las reliquias de primer grado, de los huesos de Santa Margarita María de Alacoque, que consisten en dos costillas flotantes de la caja toráxica, dos clavículas y en un tubo un pedacito de su cerebro que se conserva incorrupto, acompañadas de la Rosa de Oro, como una altísima distinción, que le regaló el Papa Juan Pablo II, siervo de Dios, en octubre de 1986”, informaron las madres del Monasterio de la Orden de la Visitación de Santa María (Lima).

La Santa Misa Solemne de Recibimiento de las reliquias estará presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, el domingo 16 del presente, a las 8:30 a.m., en la Parroquia San Miguel Arcángel – Basílica Catedral de Piura.

Estas reliquias estarán expuestas a la veneración de todos los fieles en la Basílica Catedral de nuestra ciudad hasta el lunes 17 de agosto.

Las Reliquias están peregrinando hace varios años por todo el mundo a fin de revivir y hacer presente el Mensaje del Divino Corazón de Jesús, pidiendo Amor y Reparación en correspondencia a su Amor infinito. Proceden de la Basílica de las apariciones en Paray le Monial (Francia) donde son constantemente visitadas por los peregrinos de todo el mundo, entre ellos Juan Pablo II en 1986.

Santa Margarita María de Alacoque nació el año 1647 en la diócesis de Autun (Francia). Entró a formar parte de las monjas de la Visitación de Paray-le-Monial, donde llevó una vida de constante perfección espiritual y tuvo una serie de revelaciones, referentes sobre todo a la devoción al Corazón de Jesús, cuyo culto se esforzó desde entonces por introducir en la Iglesia. Murió el día 17 de octubre del año 1690.

Canonizada en 1920 por el Santo Padre Benedicto XV. Es la patrona de los que piadosamente alaben y den gloria al Sagrado Corazón de Jesús.

jueves 6 agosto, 2009