POLICIA NACIONAL DEL PERÚ CELEBRÓ EN PIURA A SU PATRONA SANTA ROSA DE LIMA

Arzobispo de Piura y Tumbes demandó la necesidad de una mejor dotación de equipamiento y aumento del número de efectivos policiales para nuestra región

 30 de agosto (Oficina de prensa).- Con una Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura fue celebrada hoy la Solemnidad de Santa Rosa de Lima, la primera Santa de América, Patrona de la Policía Nacional del Perú y de las Enfermeras de nuestro país. La celebración eucarística fue presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitanos de Piura, y concelebrada por el Capellán del Ejército Peruano – Piura, Pbro. Wilfredo Gonza y el Capellán de la Fuerza Aérea Peruana – Piura, Pbro. Felizardo Arrascue.

También asistieron las principales autoridades civiles y militares de la Región, destacando la presencia de la Vicepresidenta de la República y Congresista Marisol Espinoza Cruz; los congresistas por la Región Piura, el Sr. Juan José Diaz, el Sr. Leoncio Huayama, y el Sr. Freddy Sarmiento; La Alcaldesa de Castilla la Sra. Violeta Ruesta; se contó también con la presencia de el Coronel PNP Juan Francisco Celi Niño, Director de la Primera Dirección Territorial Policial, El General de Brigada Jorge Bustamante Albujar, Comandante General de la Región Militar del Norte; entre otras autoridades militares, políticas, diplomáticas y universitarias.

En su Homilía, Monseñor Eguren pidió al Supremo Gobierno dotar con mejor equipamiento, incrementar el número de efectivos de la Policía Nacional y aumentar sus remuneraciones por el bien de sus familias: “Santa Rosa de Lima era como ustedes, pobre en recursos pero rica en fervor. Desde aquí con todo respeto invocamos al Supremo Gobierno y a los Legisladores para doten con más recursos y medios a nuestra Policía Nacional y que se hagan todos los esfuerzos posibles por mejorar las remuneraciones del personal policial por el bien de sus familias. Es preocupante ver las cifras de un último estudio donde se muestra que siendo Piura el segundo departamento con mayor población del Perú después de Lima, tenemos menos efectivos policiales que La Libertad y Lambayeque, 2356 efectivos y 5 vehículos patrulleros para una población de 1’769,791. Pero seamos conscientes que todo ello será en vano si el policía no tiene su espíritu templado en las virtudes y en los valores morales que hacen grande a la persona y a las instituciones a las que ella pertenece”.

 En este sentido, Monseñor Eguren reconoció el trabajo de servicio y entrega cotidiana de los miembros de la Policía Nacional: “los también llamados ‘Caballeros de la Ley y los Custodios de la Paz’, a quienes les pedimos que siempre honren el uniforme de la Patria, siendo hombres virtuosos, personas morales, ejemplares e intachables, para que sean guías auténticos para los demás y que con sus vidas y sus palabras los estimulen a ser hombres de bien. Por ello, esta mañana quisiera recordar un pensamiento de Víctor Andrés Belaunde para comprender el pedido que hacemos todos los peruanos: “para que exista una moral mínima o media que haga digna nuestra vida y solidaria nuestra convivencia social, es necesario el ejemplo de una minoría heroica que practique la moral máxima”.

Nuestro Arzobispo destacó tres características principales de la santidad de Santa Rosa de Lima, las que constituyen una fuente de inspiración para que cada policía viva en plenitud su vocación policial.

 “En primer lugar Rosa de Santa María se distinguía por su profunda vida de oración, oración entendida como un dirigirse interiormente al Señor, en contacto con Él constantemente. El policía auténtico busca el bien y combate el mal y para ambas cosas el policía necesita de Dios. Mi deseo es que tengan a Dios muy vivo en sus corazones, a Dios que se nos ha revelado plenamente en su Hijo único, nuestro Señor Jesucristo. Si quieren ser policías de verdad tienen que ser hombres de profunda vida de oración. Oración que también supone la confesión frecuente, la Misa dominical, y la comunión eucarística entre otras prácticas de vida cristiana. Sólo así la fuerza del bien residirá en ustedes y así podrán vencer en la lucha contra el mal”, indicó nuestro Pastor.

“En segundo lugar – continuó Monseñor Eguren – Santa Rosa se distinguió por su amor preferencial por los pobres. Puesto que ella ama a Cristo, el despreciado, el doliente, Aquél que por nosotros se hizo pobre, ella también ama a los pobres que llegaron a ser sus hermanos más cercanos y queridos. A ejemplo de Santa Rosa ustedes policías siempre acojan y defiendan al pobre y necesitado, sean el amparo del que no tiene quien lo defienda y auxilie. Ayuden al que sufre injusticia y ve atropellados sus derechos. En ellos está Cristo con los rasgos de su pasión pidiéndoles que sean como el Cireneo que lo ayudó a cargar con su cruz”.

 Nuestro Arzobispo hizo mención del ardor por la misión que tenía Santa Rosa como el tercer rasgo característico de su santidad.“Santa Rosa ardía en deseos de ir por las calles de todo el mundo para conducir a todas las personas hacia el Señor Jesús, el Salvador. Queridos policías, como Santa Rosa ardan en deseos por cumplir con vuestra misión. Que sus vidas expresen que aman intensamente el ideal policial y que se esfuerzan por realizarlo”.

“Como Santa Rosa, vivan siempre con la conciencia vital de su misión. Que la llegada de cada nuevo día avive en ustedes el deseo por cumplir plenamente con sus responsabilidades y la convicción de que no están solos en el desarrollo de sus tareas. Cristo, por medio de Santa Rosa de Lima, los acompaña y les ofrece cada día su gracia y su bendición para trabajar con alegría y espíritu generoso por el orden interno del Perú, por la vida y por la paz”, concluyó Nuestro Pastor.

 Monseñor Eguren también rindió un homenaje a todos los policías que a lo largo de la historia han contribuido, y siguen haciéndolo, a la seguridad interna del Perú, a su paz y a preservar la vida de todos los peruanos, así como a tantos héroes y mártires de la Policía Nacional.“Hoy nuestro homenaje a todos ellos y a sus familias, y nuestro pedido claro y firme a toda la ciudadanía para que respetemos a nuestra Policía Nacional”.

jueves 30 agosto, 2012