PIURANOS CELEBRAN XXV ANIVERSARIO DE LA VISITA DEL SIERVO DE DIOS JUAN PABLO II

 06 de febrero (Oficina de prensa).- En el día de hoy, Mons. Bruno Musaró, Nuncio Apostólico del Perú, celebró con los piuranos el XXV Aniversario de la visita de S.S. Juan Pablo II a nuestra ciudad. Participó de un conmovedor encuentro con los pobladores castellanos en el Campo Papal, donde hace 25 años estuvo presente el Papa Peregrino junto a no menos de medio millón de personas; posteriormente inauguró el Parque Conmemorativo de este gran Siervo de Dios, ubicado frente al Arzobispado de Piura y finalmente, en horas de la tarde visitó la ciudad de Catacaos, donde también fue declarado Huésped Ilustre.

En un verdadero ambiente eclesial, entonando cantos, lemas y en espíritu oración; cientos de fieles participaron con júbilo de las celebraciones en donde recordaron la imborrable visita de S.S. Juan Pablo II a esta zona del norte del país… “Que la celebración de estos 25 años de la visita del Papa, nos estimule a poner en práctica su mensaje, que es el mensaje de Jesucristo, para que seamos verdaderamente hijos de Dios y hermanos de Cristo”, manifestó el Representante del Papa en nuestro país.

 Durante la ceremonia de inauguración del parque conmemorativo, el Señor Nuncio Apostólico, Monseñor Bruno Musaró al dirigirse a los presentes, en especial a las delegaciones de jóvenes y escolares provenientes de Piura, Castilla, Sullana y Talara, señaló: “…el Papa quería mucho a los jóvenes y los animaba inclusive cuando estaba enfermo… Que este monumento sea un llamado constante del Papa Juan Pablo II a los jóvenes de Piura. Es momento de estudiar y prepararse para el mañana, para que sean líderes de la comunidad piurana y se empeñen desde donde el Señor los llame, a buscar el bien común y una mejor calidad de vida en los piuranos.”

Asimismo exhortó: “… el secreto para construir un mundo mejor es el encuentro con Jesucristo, Camino, Verdad y Vida. El Santo Padre Benedicto XVI nos lo señala: Cristo no quita nada, Él lo dona todo para que tengan vida en abundancia… empéñense en dar su vida por Jesucristo y sus hermanos. Que esta imagen nos recuerde siempre la Buena Nueva de Jesucristo, el amor de Dios a cada uno de nosotros. Difundamos este amor que hemos recibido a todos nuestros hermanos, especialmente a los más pobres y necesitados…”

 El momento culminante llegó con la develación de la Imagen del Papa Juan Pablo II que arrancó los aplausos y vivas de los presentes, que emocionados entonaron con fuerte voz el Himno a Juan Pablo Peregrino, a quien rindieron homenajes con arreglos florales entregados por el Sr. Marcial Quintana, cataquense representante de la Federación Agraria de Piura y Tumbes; el Sr. Eduardo Cáceres y su señora esposa, delegados de las familias piuranas y coordinadores en ese tiempo de “Encuentros Matrimoniales”; e integrantes del Comité Organizador de la visita a Piura que realizó el Siervo de Dios, Juan Pablo II.

La develación de la placa estuvo a cargo de la Alcaldesa de Piura y del Nuncio Apostólico en el Perú, quien presidió luego la Bendición del monumento. Los momentos emotivos continuaron, los presentes revivieron esos históricos momentos de hace 25 años al escuchar extractos del audio del mensaje que diera el Siervo de Dios Juan Pablo II al pueblo piurano.

 Antes de finalizar, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura elevó en comunión con todos los fieles católicos la Oración por el Papa Juan Pablo II pidiendo que desde la ventana del cielo siga derramando sobre el Perú abundantes bendiciones. Refiriéndose a la imagen que lo muestra en su expresión característica, con los brazos abiertos y sonriendo añadió: “…a Juan Pablo II le urgía el amor de Dios, su corazón estaba lleno del amor de Cristo… Dios nos busca en la persona del Papa… déjate abrazar por su amor para que puedas abrazar tú a otros. Sólo cuando amamos, encontramos la verdadera felicidad en nuestras vidas”.

Esta gran fiesta de fe concluyó al elevarse palomas blancas y globos blancos al cielo, acompañados de bombardas y de la presentación de una estampa norteña, con la que los presentes disfrutaron de una marinera y un tondero.

En las tres celebraciones, estuvieron presentes numerosas autoridades civiles, diplomáticas, y militares de la Región, comunidades de vida consagrada, sacerdotes, seminaristas, delegaciones de las diversas parroquias, hermandades, movimientos eclesiales y delegaciones de diversas instituciones educativas.

 Domingo 7 de febrero

10.00 a.m.: Ceremonia en la Plaza Mayor de Piura con izamiento del Pabellón Nacional.

12.00 m.: Visita al Bajo Piura al Caserío de Cumbibira donde Caritas Piura lleva adelante un programa nutricional para niños y de asistencia médica a 1,500 madres y gestantes de condición muy pobre.

7.30 p.m.: Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura con asistencia de las Autoridades de la Región, de la Vida Consagrada y de las Delegaciones de Parroquias y Movimientos Eclesiales.

 

 

sábado 6 febrero, 2010