NUNCIO APOSTÓLICO EN EL PERÚ CORONÓ A LA VIRGEN DE LOS POBRES EN SECHURA

 07 de octubre (Oficina de prensa).- En una visita histórica para Sechura Monseñor Bruno Musaró, Nuncio Apostólico en el Perú, presidió hoy la Santa Misa de Coronación de la Imagen de la Virgen de los Pobres de gran devoción entre los habitantes de esta localidad en el Bajo Piura.

La celebración eucarística, que tuvo lugar en el Monasterio Sagrado Corazón,en el día en que la Iglesia celebra la Fiesta de la Virgen del Rosario,  fue concelebrada por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y el Pbro. Jorge Dedios, párroco de la parroquia San Martín de Tours.

 Antes de dar inicio a la Santa Misa y con la presencia de autoridades locales, las Madres Benedictinas y cientos de fieles católicos, fueron izados el Pabellón Nacional y la Bandera Vaticana, junto con la entonación el Himno Nacional y el Pontificio.

Durante la Santa Misa, el Nuncio Apostólico en el Perú sostuvo que la devoción a la Virgen de los Pobres conduce a todos sus devotos a “acercarse más a Jesús y los ayuda a cambiar sus corazones, les da fuerza a los padres y madres para criar a sus hijos con alegría, pureza a los jóvenes y la fortaleza para ser mejores personas, a los niños el gozo de ser amados, a los ancianos la seguridad de ser respetados y valorados”.

 Monseñor Musaró recordó que la Virgen de los Pobres en una de sus últimas apariciones en Bélgica a comienzos del siglo XX declaró “Yo soy la Madre del Salvador, la Madre de Dios”. "Así – agregó el Nuncio Apostólico en el Perú – la Madre de Jesús nos conduce y nos ayuda a reconciliarlos con Dios Padre. María nos asiste, intercede por cada uno de nosotros para ayudarnos a alcanzar la salvación”.

“La Virgen de los Pobres nos ayuda a redescubrir el Santo Rosario como oración sencilla, pero profunda. Nos invita a conocer los misterios de Jesucristo y a conocer a María como Madre de Él y Madre nuestra, coronada en el cielo como Reina de todo lo creado. Que esta imagen nos recuerde y nos lleve a profundizar en el corazón de nuestra Madre María y les siga inspirando a ‘hacer lo que Jesús les diga’”, concluyó Monseñor Musaró.

 Luego de la homilía el Nuncio Apostólico del Perú procedió a Coronar y a bendecir a la Virgen de los Pobres. Finalizada la Santa Misa los fieles se alistaron para participar en la Procesión por las principales calles de Sechura con esta hermosa imagen mariana.

Cabe recordar que la devoción a la Virgen de los Pobres fue aprobada por la Santa Sede en 1949 al constatar sus apariciones a una niña de 11 años en la localidad de Banneux, en Bélgica. La devoción llega a Perú gracias a la iniciativa de Frau Rosemarie – de la Comunidad de las Madres Benedictinas del Monasterio Sagrado Corazón de Sechura- , quien de visita en Bélgica en 1985 y para conmemorar la venida al Perú del entonces Papa Juan Pablo II, envía una imagen de la Virgen de los Pobres a Sechura para que sea instalada en la Plazuela que también lleva el nombre del recordado Santo Padre. Finalmente, la imagen de la Virgen de los Pobres fue bendecida en 1987, siendo venerada desde entonces por los vecinos de Sechura.

jueves 7 octubre, 2010