NOTA INFORMATIVA DE LA COMISIÓN EPISCOPAL DE FAMILIA ANTE LA PRETENDIDA DISTRIBUCIÓN DE LA PDS

 09 de marzo (Oficina de prensa).- La Comisión  Episcopal de Familia, Infancia y Vida de la Conferencia Episcopal Peruana, presidida por Mons. José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., ha emitido el día de hoy una Nota Informativa en relación a la pretendida autorización que el Ministerio de Salud quiere hacer sobre la distribución de la Píldora del Día Siguiente.

A continuación presentamos el texto íntegro de la Nota Informativa.

NOTA INFORMATIVA

El Ministro de Salud, Dr. Óscar Ugarte, ha comunicado recientemente que su portafolio ha autorizado que se vuelva a distribuir la Píldora del Día Siguiente (PDS) en nuestro país, basando su decisión en información proporcionada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual la PDS “no es abortiva”.

Al respecto la Comisión Episcopal de Familia, Infancia y Vida de la Conferencia Episcopal Peruana se siente en el deber de informar lo siguiente:

1. La OMS incluye el aborto a demanda dentro de las políticas de salud que promueve a nivel internacional, siendo uno de los principales puntos de su agenda que este crimen sea despenalizado, legalizado y elevado a condición de derecho en todos los países, especialmente los del llamado Tercer Mundo.

2. Para la OMS, el embarazo se inician con la implantación del embrión en el endometrio del útero materno y no con fusión de los gametos (concepción), con lo cual se desentiende de los 5 a 7 días que el bebé vive en el cuerpo de la madre antes de implantarse.

3. La OMS define aborto como “interrupción del embarazo”. Por lo tanto, cualquier hecho que elimine al embrión antes de la implantación, como sería el caso de uno de los mecanismos de la PDS, no es —según su definición “técnica”— un aborto, ya que no se estaría interrumpiendo un embarazo. Así, para la OMS, la Píldora del Día Siguiente no es ni será nunca abortiva.

4. Ningún investigador científico hasta ahora ha demostrado que la PDS no tenga efectos abortivos (condición para permitir su uso en nuestra Nación), y además concuerdan en afirmar que no se puede concluir en base a todos los estudios científicos realizados en humanos y en animales hasta la fecha que la PDS nunca actúe con mecanismos abortivos .

5.
Por lo tanto, hacemos notar que:
Se está sometiendo al Perú y sus ciudadanos, en especial a la mujer peruana, al dictado de la política de una organización con intereses ajenos a los de nuestro País, atentando así contra nuestra soberanía.

En una abierta falta de respeto al Tribunal Constitucional en particular y al sistema jurídico democrático en general, se insiste tercamente en desacatar el fallo del Tribunal Constitucional poniendo así en riesgo la vida de peruanos y peruanas inocentes.

Se insiste en engañar a la ciudadanía que debería recibir de la máxima autoridad del sector salud información transparente, veraz y objetiva. Y más aún, se atenta contra nuestro ordenamiento constitucional, sentando así un muy peligroso precedente para nuestra Nación.

Lima, 09 de marzo de 2010.

COMISIÓN EPISCOPAL DE FAMILIA,
INFANCIA Y DEFENSA DE LA VIDA
martes 9 marzo, 2010