MONSEÑOR EGUREN REALIZA INTENSA ACTIVIDAD PASTORAL EN TUMBES

 05 de diciembre (Oficina de prensa).- Continuando con su intensa acción evangelizadora y pastoral, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., visitó este fin de semana la ciudad de Tumbes administrando el Sacramento de la Confirmación a más de 600 jóvenes provenientes de las parroquias San Nicolás de Tolentino, San José, San Pedro de Corrales, Perpetuo Socorro de Zarumilla y a 23 reclusos del Penal de Tumbes. Asimismo, hoy domingo recibieron este sacramentos jóvenes de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Máncora, en Talara.

Emotiva fue también la visita que nuestro Pastor realizó ayer sábado a 15 niños con diversas discapacidades pertenecientes al programa “Apoyo a niños con deshabilidad” que atiende Cáritas Tumbes con la ayuda de la Lilian Foundation de Holanda. Además, Monseñor Eguren visitó las parroquias de Tumbes impartiendo con alegría y afecto la bendición pastoral a todos los fieles cristianos de esta cálida región del norte del país, recibiendo a su paso constante muestras de cariño y agradecimiento.

Nuestro Arzobispo destacó que la Confirmación en estas fechas coincide con el hermoso tiempo litúrgico que vive la Iglesia: el adviento, tiempo de preparación y de espera alegre del gran acontecimiento de la historia, el nacimiento del Niño Jesús. “Esperamos al Salvador, esperamos a Aquel que realmente responde a todas esas ansias de felicidad y plenitud que tiene tu corazón, es decir, esperamos a Aquel que va a ser la plena y total respuesta para nuestra vida”, expllicó a los jóvenes.

 Monseñor Eguren recordó palabras del Papa Benedicto XVI en relación a la búsqueda que hace el ser humano de una respuesta sobre sí mismo y el sentido de su vida, pero que él mismo no puede darse. “Por eso – agregó nuestro Pastor – estamos en búsqueda de Aquel que puede darnos la respuesta al sentido de nuestra vida y del mundo en que vivimos, de Aquel que puede ayudarnos a comprender en el fondo ¿quién soy?, ¿para qué vivo?, ¿qué es lo que tengo que hacer en la vida para ser feliz, libre y realizarme como persona? Sólo el Señor Jesús es la respuesta para nuestra vida.”

“Sean amigos fieles de Jesús. Él los llama a su amistad, les regala su amistad. Los dones del Espíritu Santo les permitirán vivir la gran aventura de la amistad con Cristo, que es la más hermosa de todas las aventuras, y más aún les darán la sabiduría y la fortaleza para atraer a muchos como ustedes a esa amistad de vida eterna con Él”, exhortó nuestro Arzobispo.

Asimismo, Monseñor Eguren alentó a los jóvenes a “vivir una vida auténtica en la verdad y el amor. Para ello es necesario no abandonar la Misa dominical; no dejarse seducir por el mundo que ofrece una vida fácil con ansías de dinero, poder, drogas, pornografía y sexo. ¡Busquen a Jesús, edifiquen su vida en Cristo! No pierdan la pureza del alma, ni la gracia que hoy Dios les regala; contemplen a Santa María y recen el Rosario porque Ella es modelo de la humanidad de una vida sin pecado, y los conducirá a un encuentro cercano con su Hijo”.

Cabe mencionar que en las diferentes celebraciones litúrgicas participaron los sacerdotes que trabajan en las parroquias de Tumbes: Mons. Pedro Talledo, párroco de la Parroquia San Nicolás de Tolentino; el Pbro. Carlos Coronado, Vicario Foráneo de Tumbes; el Pbro. Clever Santur; y el R.P. Juan Atarama, párroco de la Parroquia Perpetuo Socorro.

 

VISITA A NIÑOS CON DISCAPACIDAD

 En el salón de la Parroquia San Nicolás de Tolentino tuvo lugar ayer el encuentro de nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren y 15 niños con diversas discapacidades quienes, acompañados por sus madres, recibieron el saludo y la bendición de su Pastor.

En el encuentro también estuvieron presentes el Sr. Ricardo Martin, Secretario General de Caritas Piura y Tumbes, y el Ing. José Arellano, Administrador de Caritas Zona Tumbes.

Monseñor Eguren dirigió unas palabras a los presentes, alentando a la oración constante porque “es la fuerza que nos ayuda a superar las dificultades adversas que día a día se nos presentan”.

Asimismo, nuestro Arzobispo invitó a la vivencia del amor a ejemplo de los niños discapacitados “que con sus dones particulares dan amor y también reciben amor de sus padres”. De la misma manera, exhortó a las madres a “vivir en el amor, en la fe y en la verdad, dando testimonio del valor de la vida, porque la vida humana es sagrada y se respeta desde la concepción hasta su fin natural”.

Posteriormente Monseñor Eguren impartió su bendición pastoral a los presentes y entregó algunos obsequios para los niños discapacitados y sus familias.

 El programa "Apoyo a Niños con Deshabilidad" tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de niños y niñas con deshabilitad física y/o mental en el departamento de Tumbes, que lamentablemente no cuenta con un centro dedicado a este tipo de enfermedades. Por esta razón, muchos de ellos nunca han sido evaluados por médicos especialistas y aún no cuentan con un diagnóstico de su discapacidad, asociada, en muchos casos, a otras enfermedades.

Todos estos niños se encuentran en situación de pobreza y pobreza extrema, condiciones que impide a sus familias costear el tratamiento de su discapacidad, lo cual es lamentable por cuanto podrían mejorar su condición si accedieran a un diagnóstico acertado y a un adecuado tratamiento de rehabilitación.

El programa "Apoyo a Niños con Deshabilidad" se encarga de realizar un diagnóstico de la enfermedad y de proveer la terapia adecuada, las medicinas y todo el material necesario para el mejoramiento de la salud de los niños. Así también brinda apoyo y capacitación a los padres de familia. Si bien estos niños pertenecen al programa que promueve Cáritas Tumbes y que ejecuta con el apoyo de la Fundación Liliane de Holanda, aún quedan miles de niños discapacitados en el departamento de Tumbes que no cuentan con una atención adecuada a sus discapacidades.


RECLUSOS RECIBEN CONFIRMACIÓN

En una Capilla dedicada a Nuestra Señora del Carmen, construida al interior del Penal de Tumbes, 23 reclusos recibieron hoy el Sacramento de la Confirmación en la Santa Misa celebrada por Monseñor Eguren y concelebrada por el Pbro. Carlos Coronado, Capellán de este recinto penal.

Con la participación de medio centenar de reclusos, Monseñor Eguren alentó a los internos a profundizar cada vez más en la amistad con Cristo, quien es el único que los libera de la esclavitud del pecado. “Perseveren en la vida de Cristo. Crezcan en el conocimiento, en el amor y en el seguimiento de Cristo. Ahí es donde alcanzarán la verdadera libertad y asegurarán sus pasos para la salvación eterna”, precisó.

Los confirmandos de esta cárcel reciben catequesis, retiros de conversión, jornadas de reflexión y participan en talleres productivos de carpintería, zapatería y serigrafía. Además tienen la oportunidad de participar en sábados culturales que apoya la Universidad Nacional de Tumbes.

domingo 5 diciembre, 2010