Mons. Eguren lamenta decisión judicial sobre Píldora del Día Siguiente

Mons. Eguren lamenta decisión judicial sobre PDS04 de marzo (Oficina de Prensa).- El Presidente de la Comisión Episcopal de Familia y Defensa de la Vida, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, lamentó que la reciente decisión de la Corte Superior a favor de que el Ministerio de Salud distribuya la píldora del día siguiente (PDS) en Perú, ignore la verdad científica sobre el inicio de la vida humana en la fecundación y haya descartado el potencial mecanismo abortivo del fármaco basándose solo en las declaraciones de los organismos que promueven su uso.

Hace unos días se publicó la sentencia de la Segunda sala de la Corte Superior de Lima que declaró improcedente el recurso de amparo sobre la distribución de la llamada AOE (Anticoncepción Oral de Emergencia) o píldora del día siguiente, presentado por la ONG Alas sin Componenda.

Ante lo ocurrido, nuestro Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. Eguren, aclaró que la prensa ha señalado equivocadamente a la Iglesia Católica como patrocinadora y responsable del recurso de amparo.

"Están sugiriendo que la Iglesia Católica ha perdido el recurso de la AOE. Esto no es cierto. El recurso fue promovido por algunos ciudadanos individual o colectivamente representando asociaciones civiles. Sin duda, muchos de ellos son católicos como la mayoría de los peruanos", precisó.

El Arzobispo lamentó que en su decisión, la Corte Superior haya "asumido un lenguaje ideológico totalmente alejado de la verdad científica y muy peligroso para la vida de los seres humanos en sus etapas más tempranas".

"La decisión judicial afirma que la AOE no es abortiva basándose en declaraciones de organismos que promueven la AOE y que han redefinido tendenciosamente el inicio de la vida en el momento de la implantación. En su torcida lógica argumentan que el aborto es la interrupción del embarazo y el embarazo comienza en la implantación. Dejando de lado los efectos que matan al embrión antes de implantarse, y sólo así, pueden concluir que la AOE no es abortiva", indicó.

Mons. Eguren recordó que "en la actualidad existe una inmensa cantidad de datos científicos y conocimiento comprobado acerca de la vida de todo ser humano desde la fecundación del óvulo por el espermatozoide hasta la implantación en el útero. Al ignorarla, están asumiendo un parámetro arbitrario para determinar quién es un ser humano o quién no. Con este tipo de razonamiento nada garantiza que mañana el límite se traslade a los dos meses de vida, seis meses o incluso hasta el mismo día del parto".

"Quizás lo más grave es que se ha dejado de lado un razonamiento ético y jurídico fundamental tratándose de una cuestión que atañe a la vida de seres humanos concretos: en caso de duda, optar por la vida. En caso de alguna duda sobre afectar la vida de seres humanos, no sólo los jueces o los médicos, sino todo ser humano debería evitar inclusive poner en riesgo otra vida".

"No ha habido en todo este proceso una intención de descartar totalmente algún efecto abortivo, o más específicamente antimplantatorio. Y a la fecha no hay consenso científico para descartar el efecto antimplantatorio de la AOE", recordó.

El Arzobispo señaló que "la Food And Drug Administración que es el referente mundial en farmacología reconoce este efecto en la droga y así incluso lo reconocen los fabricantes figurando en los insertos que acompañan el producto en países desarrollados".

Asimismo, consideró que "se ha dejado de lado toda la investigación médica que sí habla del efecto antimplantatorio. En el 2004 un estudio del Comité de Bioética de la Comisión Episcopal de Familia reunió todos los estudios sobre el mecanismo de acción, mostrando que no era posible descartar el efecto antimplantatorio de la AOE y lo puso a disposición de las autoridades de salud y de la opinión pública. Los estudios posteriores no han cambiado está situación".

"Una decisión de esa magnitud no puede permanecer indiferente a nosotros, católicos o no católicos. Es una cuestión de promoción humana. Una sociedad o cultura que instala criterios de selección para determinar la humanidad es contraria a la naturaleza de hombres y mujeres, y nos llama a tomar acciones efectivas para evitar que se instale en nuestra Patria", agregó.

Mons. Eguren también precisó que "la prensa está dando la idea de que el caso ya está perdido y ya es factible que el Ministerio de Salud distribuya la AOE. Esto tampoco es cierto. El recurso de amparo fue declarado procedente en primera instancia. En la Corte Superior, segunda instancia, sucedió lo contrario luego de la votación de 10 vocales. Se necesitaban 3 votos coincidentes y los nueve primeros diferían e inclusive dos de ellos favorecían el recurso. Queda aún pendiente una tercera instancia ante el Tribunal Constitucional y conviene decir que ésta es potestad exclusiva del demandante, la ONG Alas sin Componenda".

miércoles 4 marzo, 2009