Misioneros comprometidos con la Gran Misión en nuestra Arquidiócesis

 06 de diciembre (Oficina de prensa).- Con permanente entusiasmo y responsabilidad se viene desarrollando la Gran Misión en la Vicaria Foránea de Talara. Como uno de los frutos de este año, más de 150 misioneros de la Parroquia “La Inmaculada”, prepararon a 520 jóvenes para recibir el Sacramento de la Confirmación, a cerca de 400 niños para la Primera Comunión, y a un numeroso grupo de parejas para el Sacramento del Matrimonio.

En el marco de la Gran Misión Arquidiocesana “Quédate con nosotros, Señor”, en la mañana de hoy, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo de Piura y Tumbes, presidió la Santa Misa correspondiente al II Domingo de Adviento, y administró el Sacramento de la Confirmación y Primera Comunión a la gran cantidad de jóvenes y niños de esta comunidad parroquial de Talara.

 Cerca de 5,000 personas participaron de la Eucaristía que celebraba este renovado impulso en la evangelización de nuestra Iglesia particular. Al finalizar la celebración, mientras Mons. Eguren impartía su bendición pastoral, la gran presencia de fieles levantando en alto banderitas en las manos, entonaba con fuerte voz el Himno de la Gran Misión Arquidiocesana.

Durante su homilía, nuestro Pastor haciendo referencia a los principales personajes de este tiempo de Adviento, resaltó la figura de Isaías, gran profeta y testigo de la esperanza y junto a él, la gran personalidad humilde San Juan Bautista, a quien propuso como modelo para vivir una auténtica vida cristiana: “San Juan el Bautista, con su vida y su palabra preparó los caminos al Señor: remeció conciencias, sacudió corazones, generó expectativas a las gentes sobre la llegada del Mesías y los movió a ser sensibles al amor salvador de Dios por medio de la conversión. Queridos jóvenes y niños: sean como el Bautista. Que por tu vida cristiana coherente y por tu apostolado valiente muchos despierten en sus vidas al amor del Señor, se conviertan a Él, y lo lleguen a conocer y a seguir”.

 Y más adelante dijo: “Abrámonos a la gracia de Dios, dejémoslo entrar en nuestras vidas. Seamos en este mundo, instrumentos del Señor, para que el amor y la verdad se instauren en los corazones de las personas… no hay nada más hermoso en la vida que ser cristiano, no hay ideal más grande que llevar a Cristo a los demás… Participa activamente en la vida de la Iglesia a través de los grupos parroquiales, movimientos eclesiales o asociaciones laicales”, manifestó.

Durante la celebración eucarística, Mons. Eguren, agradeció y felicitó al párroco, el Pbro. Eduardo Palacios, por el esfuerzo y trabajo que constantemente viene realizando a través de su Parroquia, en la Gran Misión Arquidiocesana “Quédate con nosotros, Señor”.

 

 

lunes 7 diciembre, 2009