“Misión de la Iglesia es la evangelización reconciliadora”

Congreso "Caridad, Reconciliación y Dignidad Humana"

Congreso 06 de septiembre (Oficina de prensa).- Nuestro Pastor, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., resaltó que la "misión de la Iglesia es la evangelización reconciliadora" y explicó que esta tarea es ineludible para cada uno de sus miembros, para proclamar, como San Pablo "¡Ay de mí si no evangelizare!"

En su conferencia titulada "Iglesia, Evangelización y Reconciliación" pronunciada en la tarde de ayer, durante el Congreso Internacional "Caridad, Reconciliación y Dignidad Humana" que se realizó del 3 al 6 del presente en la ciudad de Lima, el Arzobispo de Piura y Tumbes explicó como la propia definición de Iglesia ya conlleva en sí misma la noción de reconciliación y cómo ésta debe ser anunciada a todos los hombres, dentro y fuera de ella.

Tras señalar que la Iglesia constituye un sacramento, pues es "signo de la unidad con Dios", Monseñor Eguren dijo que desde el bautismo, se convierte para el creyente en el ámbito natural que tiene su fundamento y origen en Dios, por lo que es Santa; pese a los pecados de los hombres.

"Hay que amar profundamente a la Iglesia porque ella es nuestra Madre y como hijos de ella debemos hacerla amar. Ella es un misterio, una realidad que nos remite a la vida sobrenatural del Señor Jesús. Si bien nuestros pecados afean su rostro, ella resplandece pues en ella habita la santidad de Jesucristo".

El Arzobispo señaló que la "evangelización es la tarea por excelencia que realiza la Iglesia en el mundo" por encima de las demás. "Evangelizar es anunciar la Buena Nueva, es decir proclamar el anuncio de Jesús" que quiere la salvación de todos los seres humanos.

Se refirió a algunos aspectos esenciales que actualmente reclaman un esfuerzo especial de evangelización como la defensa de la dignidad humana: "la defensa del derecho a la vida amenazado por el aborto y la eugenesia, o la eutanasia" en el caso de los ancianos; la necesidad que tiene el mundo del amor verdadero, la evangelización de la cultura, la correcta valorización de la razón humana y su recta relación con la fe, y la tremenda necesidad que tiene el mundo de esperanza.

Mons. José Antonio Eguren advirtió también que existen actualmente algunos que afirman que evangelizar "atenta contra la libertad del hombre". Ante esta situación, dijo, es necesario recordar que "todos tienen el derecho de escuchar la Buena Nueva y a ello corresponde el deber de evangelizar. Ésta es la tarea más importante de todas las obras de caridad".

Al referirse al tema de la reconciliación, el Arzobispo dijo que éste es un tema central para la Iglesia, por lo que es necesaria una correcta teología al respecto, porque esta reconciliación "va más allá de las pseudos ideologías que la plantean solo en sentido horizontal y que generan más conflictos y desgracias para los hombres contemporáneos", precisó.

Finalmente, el Arzobispo Metropolitano de Piura dijo que la reconciliación debe vivirse en todos los ámbitos y tiene como modelo a María, Madre de la Reconciliación y del Reconciliador, que es también reconciliadora y evangelizadora.

"Ella es la pedagoga del Evangelio en América Latina" y en la advocación de la Virgen de Guadalupe es la que cuida de sus hijos y logra esa primera reconciliación entre España y América, "logrando ese mestizaje" que sustenta la fe de este continente, concluyó.

Fuente: Aciprensa

domingo 6 septiembre, 2009