“¿MI VIDA REFLEJA LA RESURECCIÓN DE JESÚS?”

Solemne Vigilia Pascual

19 de Abril (Oficina de Prensa).- Con una Catedral llena de júbilo y de alegría por la gloriosa resurrección de Cristo se celebró esta noche la Vigilia Pascual. Esta celebración con su ricos elementos simbólicos como la luz, la proclamación del pregón pascual, el canto del aleluya, la bendición del agua, y la celebración de los sacramentos del bautismo y la eucaristía, busca resaltar el contenido fundamental de esta Noche Santa: la Pascua de Jesús. Pascua que significa “paso”, el paso que Cristo da por amor a nosotros de la muerte a la vida, su triunfo sobre el pecado y su fruto más amargo, que es la muerte.

La Solemne Vigilia Pascual estuvo presidida por nuestro Arzobispo Metropolitano, Mons. José Antonio Eguren Anselmi S.C.V. Durante su homilía nuestro Pastor dijo: “Cristo resucitado, ha vencido a la muerte. Este es en verdad el día que hizo el Señor, el fundamento de nuestra fe”. Luego añadió: “La Pascua de Jesús, su paso de la muerte a la vida, es también nuestra Pascua. En la muerte de Jesús nuestra muerte ha sido vencida y en su resurrección hemos resucitado todos. Esta noche santa nos sentimos contemporáneos del “paso” de Jesús. Gracias al don de nuestro bautismo y de la eucaristía, somos asociados, unidos, incorporados a Cristo resucitado. Realmente hemos pasado con el Señor de las tinieblas a la luz, del pecado a la gracia, de la muerte a la vida”.

Examen de conciencia Pascual

 Posteriormente nuestro Pastor preguntó: “¿Pero realmente nuestra vida refleja los signos de la resurrección del Señor; manifiesta que realmente hemos resucitado con Cristo a la vida nueva, a la santidad? ¿No será que aún hay mucho de tiniebla y de pecado en nuestra vida y por eso la liturgia de esta noche santa nos pida llevar en nuestras manos una vela encendida y renovar nuestras promesas bautismales, renunciando con ellas a Satanás, a sus obras y a sus seducciones? ¿Quieres realmente saber si has resucitado con Cristo? Entonces examínate: ¿Es el amor a Jesús la pasión dominante de tu vida? O más bien te postras con frecuencia frente a los ídolos del dinero, del poder, de la fama y del placer impuro. ¿Amas a tu prójimo como a ti mismo? ¿Eres caritativo con todos incluso con los desconocidos? ¿Sabes partir tu pan con el hambriento, tu vestido con el desnudo, dar compañía al que sufre soledad? ¿Sabes perdonar de corazón al que te hace daño? ¿Eres misericordioso? ¿Sabes sembrar la paz ahí donde hay violencia? ¿Amas a tu esposo, esposa e hijos, te preocupas por la unidad de tu familia? Y tu hijo o hija, ¿amas a tus padres, eres respetuoso y obediente con ellos? ¿Sufres cuando vez alguna injusticia? ¿Te esfuerzas por ser artesano de una sociedad más justa y reconciliada con tu veracidad, honestidad y laboriosidad? ¿Compartes con todos los que puedes el mensaje del evangelio? ¿Das valiente testimonio de tu fe cristiana cuando las circunstancias de la vida te lo piden? O más bien callas por miedo al “qué dirán” y sucumbes a los respetos humanos. Con los que viven sumergidos en angustia y duda, ¿eres luz para sus mentes y paz para sus corazones? ¿Ardes en deseos de ser santo, es decir en ser en todo como Jesús?

Concluida la celebración de la Vigilia Pascual, donde Monseñor Eguren administró el sacramento del bautismo a un grupo de catecúmenos, celebró la tradicional Misa del Día de Pascua en Catacaos (4.00am) y posteriormente en Castilla en la Parroquia de Nuestra Señora del Tránsito (8.00am).  

 

 

sábado 19 abril, 2014