MÁS DE 1200 JÓVENES PARTICIPARON DE LA JORNADA VICARIAL DE LA JUVENTUD

03 de septiembre (Oficina De Prensa).- El pasado sábado 31 de agosto en un ambiente de alegría e intensa reflexión y oración se realizó en nuestra ciudad la primera Jornada Vicarial de la Juventud (JVJ), un encuentro que reunió a más de 1200 jóvenes que se vienen preparando para recibir este año el sacramento de la Confirmación en las 13 parroquias de la Vicaría de Piura.

La JVJ, organizada por el equipo de la Pastoral Juvenil de la Vicaría de Piura y el R.P. Javier Dedios, tuvo como lema: "Id y haced discípulos a todas las naciones", buscando reflexionar en el tema y mensajes del Papa Francisco durante la reciente Jornada Mundial de la Juventud – Río 2013. Momentos importantes fueron la reflexión sobre el tema de la Jornada a cargo del R.P. Miguel Medina, seguido del testimonio de jóvenes piuranos que participaron en la JMJ, así como el mensaje y la Adoración del Santísimo Sacramento presidida por el Arzobispo de Piura.

 Al final de la JVJ se hizo presente el Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., quien dirigió un breve mensaje a los jóvenes con las siguientes palabras: “Queridos jóvenes para que sean buenos misioneros, es decir, buenos apóstoles de otros jóvenes como ustedes, sean buenos discípulos de Cristo, es decir, sean sus amigos. Él hoy les dice: “vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando”. Para ser amigos de Jesús no descuiden la oración, la meditación de la Palabra del Señor, la confesión frecuente, la misa dominical, la catequesis, la vida de Iglesia y la caridad fraterna. Solo conociendo y amando a Cristo podrán ser testigos convincentes y audaces de Él. Ustedes son el rostro joven de la Iglesia y por ello con su fe alegre y entusiasta testimonien que Cristo está vivo y que la Iglesia porta en sí la esperanza del mundo, porque en Ella vive Cristo resucitado”.

 Después de culminar su mensaje Monseñor Eguren en unión con todos los jóvenes presentes presidió la adoración al Santísimo Sacramento en medio de un impresionante silencio de recogimiento y oración. Los más de 1200 jóvenes participantes junto a su Pastor rezaron por la Iglesia, por Su Santidad el Papa Francisco, por la familia y los niños por nacer, por la paz del mundo y de manera especial por los jóvenes para que encuentren en Cristo al único Salvador capaz de colmar las ansias más profundas del corazón humano.

Esta jornada terminó con un concierto de música cristiana en donde todos los jóvenes alzaron sus voces para cantar y alabar al Señor Jesús y a nuestra Madre, la Virgen María.

Cabe resaltar que esta gran iniciativa con los jóvenes también se llevará a cabo en los próximos meses en las demás Vicarías Foráneas de nuestra Arquidiócesis.

 

 

martes 3 septiembre, 2013