MÁS CONFIRMACIONES EN NUESTRA ARQUIDIÓCESIS

 09 de noviembre (Oficina de prensa).- Durante el fin de semana pasado continuaron las Confirmaciones de cientos de jóvenes de nuestra Arquidiócesis, en recogidas celebraciones eucarísticas presididas por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura.

En la Parroquia Cristo Rey de Piura, el jueves 04 de noviembre cerca de 40 jóvenes recibieron este sacramento. El viernes 05 fueron Confirmados medio centenar de jóvenes de la Universidad de Piura; al día siguiente les tocó el turno a los jóvenes de la Parroquia San Martín de Porres de El Indio. Finalmente, el domingo 07 de noviembre 180 jóvenes de La Arena recibieron con alegría este sacramento.

CRISTO, LA MEDIDA DE TU VIDA

 La Santa Misa de la Parroquia Cristo Rey fue concelebrada por su párroco, el Pbro. Carlos Vargas y por el Pbro. Mario Accame.

Monseñor Eguren alentó a los jóvenes confirmando a que “asuman con responsabilidad a Cristo como la medida de tu propia vida. Libremente, conscientemente, le dicen hoy a Jesús te asumo como el ideal a seguir, como mi Camino, la Verdad y la Vida. Jesús corresponde a esa decisión dándoles su Espíritu para que puedan conocerle, amarle y servirle. Deben saber que la vida sólo tiene sentido en Jesús. Él es el que responde a nuestras ansias de felicidad, a la vida de plenitud y es nuestra salvación. Sólo en Cristo tiene palabras de vida eterna”.

“En la vida tenemos dos opciones – agregó nuestro Arzobispo – : asumir a Cristo como la medida de la propia vida, como modelo de plenitud humana. O bien, dejar la vida a merced de mis caprichos, de mis sentimientos, gustos y disgustos, de todos aquellos atractivos del mundo. De cómo asumas tu Confirmación hoy depende tu felicidad y la felicidad de muchos. A partir de hoy la Iglesia espera que tú anuncies a Cristo con tu palabra y con tu testimonio de vida”.

NO HAY NADA MÁS HERMOSO QUE SER CRISTIANO

 Los alumnos de la Universidad de Piura escucharon con gran atención a Monseñor Eguren quien en su homilía les recordó que están recibiendo el sacramento de la Confirmación porque “han descubierto que ser otro Cristo significa llenar nuestra humanidad de plenitud. Cristo Jesús es el hombre nuevo y perfecto, Aquel que nos recuerda quiénes somos. Aquel que lo sigue con fidelidad logra alcanzar la auténtica humanidad, logra la libertad, logra ser persona humana en el total y pleno sentido de la palabra. Por eso ¡lánzate a esta aventura! Jesús te invita a configurar toda tu vida a Él para llegar a pensar, sentir y actuar como Él lo haría”.

Monseñor Eguren señaló que “los jóvenes están cansados de esos caminos fáciles que nos sumen en la frustración. La auténtica libertad tiene rostro y nombre: Jesús. A este anhelo Él responde dándote el Espíritu Santo con sus siete dones para que lo ames, lo sigas, alcances la libertad de los hijos de Dios, vivas el espíritu de las bienaventuranzas, puros de corazón, gestores de justicia social, capaces de sufrir por Cristo lo que fuera”.

 “Por eso, no hay nada más hermoso que ser cristiano – continuó nuestro Pastor. La confirmación los asemeja más perfectamente con Cristo, también los asocia a la misión de la Iglesia, es decir, a la gesta de la Evangelización, al anuncio vibrante del Evangelio. No hay cosa más urgente que ser cristiano y dar testimonio de ser discípulo de Cristo, con nuestra vida y con la palabra valiente y fuerte. Ya estas maduro para estar presente en los duros trabajos de la Evangelización. Que se te note más que nunca tu condición de cristiano, discípulo de Jesús, miembro de la Iglesia, consagrado como apóstoles, soldado de Cristo”.

VIVAN EN LA VERDAD PARA QUE SEAN LIBRES

 El sábado 06 de noviembre, la capilla San Juan Bautista de El Indio fue el escenario de 60 Confirmaciones. La Santa Misa fue concelebrada por el Pbro. Francisco Alburqueque y el Pbro. Alex Abad.

Monseñor Eguren explicó a los jóvenes que es decisivo andar en la Verdad porque “no hay posibilidad de auténtica libertad si no hay Verdad. Vivan en la Verdad para que sean libres, auténticos, felices y encuentren el sentido de la vida, y después de este peregrinar en la tierra, la salvación.”

Nuestro Arzobispo continuó diciendo que “vivimos tiempos difíciles, tiempos de confusión en los que todo vale, tiempos de relativismo en los que todo está invertido, todo se justifica y se nos dice ‘haz lo que te dé la gana, si te gusta hazlo, si no te gusta, no lo hagas’. Pero a estas alturas de la vida ya sabemos que todo eso no es verdad. El mundo nos predica una falsa libertad que sólo nos esclaviza”.

 “¿Quién nos muestra la Verdad? ¿Quién es la Verdad? – preguntó Monseñor Eguren -. ‘Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida’, nos dice Jesús. Vivir en la Verdad es vivir en Cristo. Quien asegura mis pasos en este camino es el Espíritu Santo. Él se pone de tu lado para que conozcas más a Jesús, ames más a Jesús y así en Cristo puedas conocer la Verdad que te hará libre”.

Monseñor Eguren alentó a los jóvenes confirmandos a permanecer unidos a la Iglesia. “El Espíritu Santo es el principio vital de la Iglesia ¡es su alma! Vivan en comunión con la Iglesia, a través de su parroquia, de sus grupos o movimientos eclesiales. Así garantizarán la acción del Espíritu Santo en sus vidas”.

JESÚS LES PIDE FIDELIDAD

 Padres, padrinos, confirmandos y familiares colmaron la Parroquia Nuestra Señora de Las Mercedes de La Arena para acompañar a los 180 jóvenes que recibieron el sacramento de la Confirmación. La Santa Misa fue concelebrada por el Pbro. Manuel Zapata.

Monseñor Eguren explicó a los jóvenes que “Jesús les pide ser fieles, esfuércense por ser buenos cristianos, por rechazar la tentación, por no sucumbir al pecado. Para eso hoy les envía el Espíritu Santo”.

 “El mundo nos persigue de manera muy sutil, buscándonos seducir con el ansia de poder, del tener, del placer. El mundo nos quiere hacer caer. Pero Jesús te pide ser fiel. Sólo Jesús debe ser el ideal de tu vida, Él es el único que colma las ansias de felicidad de tu corazón. Sólo Jesús nos da la victoria sobre la muerte. Sólo Él permanece, sólo Él es felicidad y vida“, agregó nuestro Pastor.

Finalmente Monseñor Eguren exhortó a los confirmando a “que se les note esa fidelidad a Cristo, que se les note que son una juventud cristiana que ama a Jesús, que ama a la Iglesia. Que se les note que son discípulos de Cristo, que son el rostro joven de la Iglesia, por lo tanto, esperanza de la Iglesia”.

martes 9 noviembre, 2010