“LA VERDADERA PAZ SURGE SÓLO CUANDO SE ACOGE LA VERDAD QUE ES CRISTO”

Fiesta de San Jacinto Forastero en Sechura

 19 de agosto (Oficina de Prensa).- En un clima de mucho fervor y de grandes muestras de alegría, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., celebró ayer domingo la Santa Misa en la Parroquia San Martín de Tours de Sechura con ocasión de celebrarse la fiesta de San Jacinto Forastero, santo que tiene gran devoción en la provincia sechurana. Así mismo en el marco de la Solemne Eucaristía, nuestro Pastor dio solemne posesión al nuevo párroco R.P. José Anselmo Chero More, quien concelebró esta Misa junto al R.P. Manuel Castro Sosa, Vicario Foráneo de Bajo Piura.

Haciendo referencia al Evangelio (Lc. 12, 49-53) Monseñor Eguren dijo: “¿No es acaso Jesús el Príncipe de la Paz?, entonces, ¿A qué división se refiere en el Evangelio? La división que ha traído es la que existe entre la falsa paz del mundo basada en componendas, en el relativismo moral y ético, y en tolerancia mal entendida, y la verdadera paz basada en la verdad que Él nos ha revelado plenamente sobre el Misterio de Dios y del hombre. La verdadera paz surge solo cuando se acoge la Verdad que es Cristo, aunque ella no nos guste y denuncie las tinieblas de nuestra mentira. ¿Cuál es el fuego que Cristo ha traído a la tierra y que ha comenzado con su bautismo de sangre en la Cruz? Es el fuego de su amor que da luz, calor y vida. Querida Sechura te deseo que bajo la guía de tu nuevo párroco te abras a la Verdad y al Amor para que así seas casa y escuela de la Comunión”.

Luego en otro momento de su homilía nuestro Arzobispo se dirigió los jóvenes presentes con estas palabras: “Queridos jóvenes, sigan el ejemplo de San Jacinto Forastero quien en plena juventud renunció a sus comodidades y riquezas para seguir a Cristo. Él como ustedes buscaba a Aquél que pudiera llenar de sentido su vida y hacerlo feliz. Cuando encontró a Jesús, se lo dio todo para en Él encontrarlo todo. Queridos jóvenes sean apóstoles de otros jóvenes como ustedes, siguiendo el ejemplo de San Jacinto quien después de encontrar a Jesús le anunció por todo el lugar, y aquí en Sechura hoy le sigue proclamando como el Camino, la Verdad y la Vida.

 Cabe recordar que San Jacinto nació en Polonia a finales del siglo XII, hijo de una familia de nobles polacos. Desde temprana edad siente el llamado del Señor. Al conocer en Roma a Santo Domingo de Guzmán decide ingresar a los dominicos. En Cracovia funda el primer convento de su orden al cual ingresan muchos jóvenes siguiendo su ejemplo. Fue un gran predicador y evangelizador del norte de Europa y de Prusia desde donde pasa a Rusia llegando hasta Kiev. Es en Kiev, donde al invadir los tártaros la ciudad, Jacinto se lleva en su huida el Santísimo Sacramento, para que no sea profanado en el saqueo. Pero antes de salir del templo, la imagen de la Virgen se queja de que la deje abandonada. El humilde fraile se excusa, porque no puede con un peso tan grande, pero ante el requerimiento de la Madre la toma de la mano, y huye atravesando a pie enjuto el caudaloso río, seguido de sus frailes. Murió el 15 de agosto de 1257. Fue canonizado por el Papa Clemente VIII el año 1594 y el Papa Urbano VIII fijó su fiesta el día 16 de agosto. En Sechura su fiesta se celebra el tercer domingo del mes de agosto.

 

 

lunes 19 agosto, 2013