“La fragancia de su santidad sigue difundiendo el perfume del conocimiento de Cristo”

Parroquia Santa Rosa celebró la fiesta de su Santa Patrona

Parroquia Santa Rosa celebró la fiesta de su Santa Patrona01 de septiembre (Oficina de prensa).- Cientos de fieles devotos se reunieron en la Parroquia Santa Rosa de Lima, ubicada en el Asentamiento Humano que lleva el mismo nombre, para celebrar la festividad de esta Santa peruana, Patrona de América y de las Filipinas.

Numerosos misioneros de la Gran Misión Arquidiocesana “Quédate con nosotros, Señor”, miembros de los movimientos eclesiales y asociaciones laicales, alumnos y profesores del Colegio Parroquial Santa Rosa de Lima, participaron de la Santa Misa presidida por el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y concelebrada por Mons. Luciano Maza, Vicario General de la Arquidiócesis y párroco de esta Parroquia, y por los sacerdotes Alfredo Calsina y Herles Quispe.

Parroquia Santa Rosa celebró la fiesta de su Santa Patrona

Nuestro Arzobispo durante su homilía exhortó a los presentes a seguir el ejemplo de Santa Rosa de Lima: su profunda vida de oración, su amor por los pobres y necesitados, y su gran ardor por la misión y el apostolado.

“Tres fueron las características principales de la santidad de Santa Rosa de Lima”, resaltó Mons. Eguren durante su homilía: “En primer lugar Rosa de Santa María se distinguía por su profunda vida de oración, oración entendida como un dejarse incendiar por su fuego santo. Es de la oración de donde brotan los frutos más maravillosos de nuestro trabajo pastoral”, manifestó nuestro Pastor.

Parroquia Santa Rosa celebró la fiesta de su Santa Patrona“En segundo lugar Santa Rosa se distinguió por su amor preferencial por los pobres y necesitados. Las penitencias que ella hacía, no se trataba de masoquismo, sino de querer unirse a Cristo doliente en el misterio de la cruz y ofrecer sus penitencias por el perdón de sus pecados y por la conversión de los pecadores”.

Finalmente subrayó: “El tercer rasgo de su santidad fue su ardor muy grande por la misión. Santa Rosa ardía en deseos de ir por las calles de todo el mundo para conducir a todas las personas hacia el Señor Jesús, el Salvador. Rosa expresaba con estas palabras este anhelo por su misión: “¡Escuchadme, pueblos! ¡Escuchadme, naciones! Por mandato de Cristo os exhorto”… Como Santa Rosa vivamos con la conciencia y el anhelo de comunicar el conocimiento de Cristo a todos, no sólo ahora que nos encontramos realizando la Gran Misión Arquidiocesana “Quédate con nosotros, Señor”, sino siempre”.

Parroquia Santa Rosa celebró la fiesta de su Santa Patrona

martes 1 septiembre, 2009