INAUGURADA PRIMERA CAPILLA DE ADORACIÓN AL SANTÍSIMO TRAS CONCLUIR CONGRESO EUCARÍSTICO Y MARIANO

 05 de setiembre (Oficina de prensa).- Con inmensa alegría cientos de fieles católicos acudieron hoy a la Iglesia San Francisco Javier de Querecotillo, para inaugurar uno de los primeros frutos del Congreso Eucarístico y Mariano, a pocas semanas de haber concluido este histórico encuentro eclesial en Piura. Se trata de la Capilla de Adoración al Santísimo ubicada en el mismo Templo donde se venera la imagen del Señor de la Buena Muerte de Chocán, imagen que peregrinó a Piura para estar presente en el mencionado evento eclesial.

La Capilla fue inaugurada con una bendición solemne durante la Santa Misa celebrada por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y concelebrada por el Pbro. José Chero, párroco de la Iglesia San Francisco Javier.

 Durante la bendición inaugural Monseñor Eguren pidió a los presentes que "cuando se acerquen a venerar esta imponente y bellísima imagen del Señor Crucificado de la Buena Muerte de Chocán y especialmente cuando a partir de hoy se acerquen a adorar a Jesús realmente presente en el misterio de la Eucaristía, recuerden que Él les dice a cada uno de ustedes que el verdadero discípulo es aquel que lo ama por encima de todo y que sabe cargar cada día con su cruz, es decir, que es capaz de morir diariamente a sí mimo y de dar su vida por Él y los demás".

 Comentando el Evangelio de hoy Monseñor Eguren manifestó que “la primera gran condición para ser discípulo de Jesús es tenerlo en el primer lugar del corazón, amarlo por sobre todas las cosas, para que todos nuestros afectos más nobles sean para Él… Cuando colocamos el amor a Jesús en primer lugar adquieren real sentido el resto de nuestros amores, a nuestros padres, a nuestros hijos, a los amigos. Cuando no está Cristo en el centro de nuestra existencia comienzan los desordenes afectivos, las pasiones también se desordenan y surge la infidelidad y la impureza. Cabe preguntarnos, entonces ¿Está Jesús en el primer lugar de nuestra vida? ¿Estamos dispuestos a dar la vida por Él? Los mártires a lo largo de la historia de la Iglesia son los que mejor nos enseñan a amar a Cristo por encima de todo. ¿Estamos dispuestos a eso?”.

“Si quieres ser realmente discípulo de Cristo – agregó nuestro Pastor – debes amarlo más que a los bienes de este mundo. El problema está cuando distorsionamos el papel de los bienes y los ponemos como fines y no como medios. Son sólo medios que nos ayudan en nuestro terreno caminar. Muchas veces nuestro corazón está desordenado a nuestras pasiones, ambiciones y envidias y nos olvidamos que los bienes de este mundo son perecederos. El verdadero discípulo de Cristo sabe que su verdadera riqueza es El y hace uso de los bienes de este mundo en tanto cuanto lo acercan a Cristo”.

Monseñor Eguren también afirmó que “el cristiano debe hacer de la Cruz el estilo de su vida. El verdadero discípulo de Jesús es aquel que está dispuesto a entregarse, donarse, servir y hacer de su vida una vida de total entrega al Señor y a los demás. El verdadero discípulo de Cristo debe estar dispuesto a acoger esa Cruz que indica el absoluto vaciamiento de uno mismo para entregárselo todo a Dios y a los demás por amor a Cristo”.

HERMANDAD DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

 Por la tarde Monseñor Eguren celebró la Santa Misa en la Parroquia Santísimo Sacramento como culminación de la Primera Convención de Hermandades del Señor de los Milagros de Piura, reunidos en estos días para profundizar en la devoción al Señor de los Milagros y coordinar detalles para la celebración del mes de octubre.

lunes 6 septiembre, 2010