FE Y RAZÓN JUNTAS PERMITEN LLEGAR A DIOS

 16 de junio (Oficina de prensa).- En la catequesis de la Audiencia General de los miércoles, el Papa Benedicto XVI continuó presentando la figura de Santo Tomás de Aquino, el cual fue declarado en 1880 por el Papa León XIII como “Patrono de las Escuelas y Universidades Católicas".

A continuación presentamos las breves palabras pronunciadas esta mañana por el Santo Padre en la Plaza de San Pedro:

Queridos hermanos y hermanas:

Hoy quisiera continuar con la presentación de Santo Tomás de Aquino, un teólogo de tanta valía, que el estudio de sus escritos fue recomendado especialmente por el Concilio Vaticano II. Ya antes, el Papa León Trece, gran promotor del tomismo, lo declaró patrón de las escuelas y universidades católicas. Su doctrina destaca no sólo por el contenido, sino también por la metodología que emplea. Se trata del esfuerzo por discernir la inteligibilidad y coherencia de las verdades de la fe cristiana con el auxilio de la razón humana, iluminada siempre por la fe.

La profundidad del pensamiento de Tomás de Aquino brota de su fe viva y de su piedad ferviente, que expresó en plegarias elocuentes, como aquella en la que pide a Dios: “Concédeme, te ruego, una voluntad que te busque, una sabiduría que te encuentre, una vida que te agrade, una perseverancia que te aguarde con confianza y una confianza que al final logre poseerte”.

miércoles 16 junio, 2010