ESTE DOMINGO 21, PIURANOS DEFENDERÁN EL DERECHO A LA VIDA

Día del Niño por Nacer – Mensaje 2010

 19 de marzo (Oficina de prensa).- Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y Presidente de la Comisión Episcopal de Familia, Infancia y Defensa de la Vida, presidirá este domingo 21 de marzo, las actividades con las que celebraremos el Día del Niño por Nacer. A las 8:30 a.m. se realizará la Santa Misa en el Atrio de la Basílica Catedral de Piura e inmediatamente después la Gran Marcha en defensa de la vida.

Esta gran marcha por la vida recorrerá la Av. Grau, Av. Loreto, Av. Sánchez Cerro hasta llegar al Santuario “María Auxiliadora”, donde nuestro Pastor, bendecirá a las madres gestantes y consagrará a los niños por nacer a la Santísima Virgen María. Los niños, jóvenes y adultos participarán de estas actividades, portando pancartas con frases alusivas a la vida, la maternidad y la familia, así como globos y banderitas blancas, entre otros.

A continuación les ofrecemos el Mensaje de la Comisión Episcopal de Familia, Infancia y Defensa de la Vida, para el año 2010, que lleva por título “Defiende y ama la vida del miembro más pequeño de nuestra familia”.

Día del Niño por Nacer
25 de marzo 2010

“Defiende y ama la vida
del miembro mas pequeño de nuestra familia”

Hoy que celebramos la Anunciación-Encarnación del Señor Jesús, queremos invitar a todos los peruanos a abrir las puertas del corazón al niño por nacer, el más pequeño integrante de la familia humana.

Siendo el más débil y frágil de todos los miembros de la familia humana, aquel niño que a veces ni siquiera llegamos a distinguir dentro del vientre materno que lo lleva, es perseguido como presa —con una furia que la razón humana no alcanza a explicar— por grupos minoritarios ajenos a la identidad y cultura del pueblo peruano. En los últimos tiempos hemos visto en nuestro país cómo con agresiva insistencia se ha buscado legalizar su eliminación en el seno materno mediante el aborto, reclamado incluso como “derecho humano” de la mujer que es madre de ese niño. Minorías que responden a intereses foráneos y no a los nuestros, pretenden hacer creer al pueblo peruano que es “moderno” aniquilar en el seno materno a niños que por tener malformaciones son discriminados, injusta y arbitrariamente, como portadores de “una vida que no es digna de ser vivida”. Se le persigue también tratando de facilitar el aborto químico con diferentes sustancias, que tercamente se quieren introducir y comercializar en nuestro país desacatando nuestro ordenamiento jurídico que —desde la Constitución Política— sigue protegiendo al niño por nacer desde su concepción y sigue reconociendo el aborto como delito.

Más aún, en la actual “cultura del desencanto total”(1) —que ya no se maravilla ante el misterio de cada ser humano que inicia su existencia siendo una célula— la muerte procurada a los niños por nacer se ha trasladado silenciosa y ocultamente del seno materno a los tubos de ensayo de los laboratorios donde se realiza la fertilización in vitro y otras técnicas de reproducción asistida, convirtiéndose allí en un crimen más despótico, selectivo y discriminatorio en contra de estos pequeños hermanos nuestros.

Nos decía el Vicario de Cristo que “no puede tener bases sólidas, una sociedad que —mientras afirma valores como la dignidad de la persona, la justicia y la paz— se contradice radicalmente aceptando y tolerando las más variadas formas de menosprecio y violación de la vida humana, sobre todo si es débil y marginada”(2) . Por ello invitamos a todos los peruanos —animados por la gracia de Dios y bajo la protección de Santa María de la Vida-— a ponerse del lado del Niño por Nacer y asumir el compromiso solidario y activo de protegerlo de los incesantes ataques de quienes buscan aniquilarlo por todos los medios posibles; el más pequeño miembro de nuestra familia necesita de nosotros.

Comisión Episcopal de Familia, Infancia y Vida
Conferencia Episcopal Peruana

(1) Ver Caritas in veritate, 75

(2) Evangelium vitae, 101; también, Caritas in veritate, 15.

viernes 19 marzo, 2010