Cuando más puro es el corazón, más capaz es de amar hasta el extremo

Día del Padre y Fiesta del Inmaculado Corazón de María16 de junio (Oficina de Prensa).- Con motivo de celebrarse mañana domingo el Día del Padre y en el marco de la fiesta del Inmaculado Corazón de María, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi SCV, celebró hoy en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, la Santa Misa por los padres de la Policía Nacional del Perú. A la celebración asistieron numerosos miembros de nuestra Policía, acompañados de sus familiares, encabezados por el General PNP Edwin Palomino Vega, Director de la Primera Dirección Territorial.

Durante su homilía, Monseñor Eguren resaltó la importancia de la fiesta del Inmaculado de María: “María, Madre de Jesús y nuestra, nos señala hoy su Inmaculado Corazón. Un corazón que arde de amor, y que rodeado de rosas blancas y que atravesado por la espada nos invita a vivir el sendero de la dinámica del dolor-alegría. La Fiesta de su Inmaculado Corazón nos remite de manera directa y misteriosa al Sagrado Corazón de Jesús. Y es que en María todo nos dirige a su Hijo. Los Corazones de Jesús y María están maravillosamente unidos en el tiempo y la eternidad”.

Día del Padre y Fiesta del Inmaculado Corazón de MaríaAsimismo, resaltó la abnegada labor que cumple día a día la Policía Nacional del Perú al servicio de la sociedad, y exhortó a nuestros Policías a que lleven una vida cristiana coherente: “Cuando más puro y libre del pecado está el corazón, más capaz será de amar como Jesús y como María, si fuera necesario hasta el extremo de dar la vida por los demás. Por ello les pido: sean hombres de oración diaria, de confesión frecuente, de Misa dominical y comunión. Esfuércense por seguir los ejemplos de vida de Santa Rosa de Lima, vuestra patrona, y así serán mejores esposos, padres de familia, y Policías de verdad, que contribuyan al engrandecimiento del Perú. En todo servir y defender especialmente a los más pobres y débiles”.

En otro momento de su homilía, el Arzobispo Metropolitano de Piura manifestó que los miembros de la institución policial, luchan a diario contra las más variadas formas de la delincuencia y que por tanto necesitan llevar una vida de mucha unión con el Señor Jesús si quieren derrotar al demonio y al mal fruto de su acción maligna y del pecado del hombre.

Día del Padre y Fiesta del Inmaculado Corazón de MaríaFinalmente, Mons Eguren dijo: “Pongo en el altar todas las intenciones de los queridos papás de nuestra Policía Nacional. Que María Santísima los cubra siempre con su manto maternal, los proteja de todo peligro y de toda insidia del maligno, para que regresen siempre con bien al seno de sus hogares”.

Al finalizar esta celebración eucarística, el Comandante PNP, Clemen García, entonó el canto del Ave María de Schubert, como un homenaje a la Virgen María, Madre de Dios y nuestra.

Día del Padre y Fiesta del Inmaculado Corazón de María

sábado 16 junio, 2007