CELEBRAN SANTA MISA POR EL 70° ANIVERSARIO DE LA INMOLACIÓN DEL CAPITÁN FAP JOSÉ ABELARDO QUIÑONES

 17 de julio (Oficina de prensa).- En la mañana de hoy Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, presidió la Santa Misa con ocasión de celebrarse el próximo 23 de julio, el 70° Aniversario de la inmolación del Capitán FAP don José Abelardo Quiñones Gonzáles y Día de la Fuerza Aérea del Perú.

La celebración eucarística se llevó a cabo en la Basílica Catedral de Piura con la presencia de los miembros de la Fuerza Aérea del Perú de Piura, encabezadas por el General Rodolfo Pereyra Cúneo, Comandante General del Ala Aérea N°1, quienes rindieron sentido homenaje al Héroe Nacional y Gran General del Aire del Perú. También asistieron las más altas autoridades militares de la Región y autoridades civiles.

Durante su homilía Monseñor Eguren hizo un respetuoso y firme llamado al Supremo Gobierno que asumirá sus funciones el próximo 28 de julio para “que acelere el proceso de repotenciación y reparación de las unidades de nuestra Fuerza Aérea y así nuestros Aviadores Militares puedan cumplir de manera segura y cabal con su misión, y volar las horas necesarias que les permitan mantener al tope sus habilidades y profesionalismo. Basta ya de maltratos a nuestras Fuerzas Armadas y Policiales, que no cuentan actualmente con los recursos, equipos militares y medios suficientes para cumplir a cabalidad con la misión que la Constitución y las Leyes señalan: cuidar la soberanía e integridad territorial, contribuir al desarrollo del país, a su engrandecimiento y bienestar”.

 Nuestro Pastor recogió las enseñanzas de Quiñones, quien “con su entrega hasta dar la vida por el Perú, nos inspira a amar más nuestra Patria, a superar las rivalidades, ya que todos los peruanos, con o sin uniforme, estamos llamados a realizar unidos en un esfuerzo generoso, una sociedad en que el reconocimiento, la estima y la defensa de lo particular no vayan en perjuicio del bien común”, expresó.

Seguidamente, Monseñor Eguren alentó a los aviadores a “seguir el ejemplo de Quiñones. Para ello no se olviden que su preparación técnica y el desempeño de las obligaciones que les corresponden requieren de una vida cristiana seria y responsable. Porque las virtudes humanas exigidas por vuestra vocación, como el valor, la abnegación, la disciplina, el compañerismo, el amor de la justa convivencia, se encuentran garantizadas y ennoblecidas cuando la fe, el sentido cristiano del sacrificio y de la fraternidad las ilumina e impregna”.

 Nuestro Arzobispo también expresó su homenaje a las esposas e hijos de los miembros de la Fuerza Aérea peruana: “No es fácil ser familia de un aviador militar, porque también se deben compartir las incomodidades que implica su misión. Y sin embargo, la familia es el apoyo principal de cada uno de ustedes, comprometidos a garantizar la soberanía y la paz del Perú. De ahí la importancia de fortalecer la unión familiar”.

 “También – agregó Monseñor Eguren – hoy elevamos nuestra oración al Señor por aquellos Aviadores Militares caídos en diversas misiones de paz, en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de la Patria. ¡Que su sacrificio no haya sido en vano!”

Nuestro Arzobispo concluyó la homilía confiando a la Fuerza Aérea del Perú a nuestra Madre Santísima, "Nuestra Señora de Loreto”, patrona de todos los aviadores, con esta sencilla oración:

“Madre Santa María, Virgen de Loreto,
en tu corazón inmaculado ponemos la vida y misión
de nuestros aviadores militares y de las familias.
Son tus hijos, Madre Purísima, cuídalos, defiéndelos, guíalos.
Has que en la inmensidad del cielo te encuentren,
y junto a Ti, a tu amado Hijo Jesús.
Has que retornen con bien al seno de sus hogares
y con la satisfacción de la misión cumplida”

domingo 17 julio, 2011