ARQUIDIÓCESIS DE PIURA PRESENTE EN EL CONGRESO MUNDIAL DE CATEQUISTAS REALIZADO EN EL VATICANO

21 de octubre (Oficina de Prensa).- En el marco del Año de la fe, los días 26, 27 y 28 de septiembre se realizó en el Aula Pablo VI, Ciudad del Vaticano, el Congreso Mundial de Catequistas que fue organizado por el Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización, cuyo Presidente es Monseñor Rino Fisichella. Por iniciativa de Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, nuestra Arquidiócesis tuvo dos representantes en este importante Congreso, la Srta. Marisela Murúa, quien es secretaria ejecutiva de la Oficina de Catequesis del Arzobispado de Piura y la Srta. Zaida Ramos, quien lleva trabajando desde hace 15 años como catequista en nuestra ciudad.

«El Catequista, testigo de la fe», fue el tema central de las jornadas. Las ponencias y paneles ofrecieron a los participantes toda una reflexión sobre la primera parte del Catecismo de la Iglesia Católica, punto de partida para profundizar en la catequesis en el contexto de la Nueva Evangelización. En el congreso participaron Obispos y Cardenales de diferentes partes del mundo, los presidentes de las comisiones episcopales que se dedican a la catequesis, la evangelización y temáticas afines, así como los responsables de los secretariados nacionales de catequesis y los departamentos de catequesis de cada diócesis. Fueron más de 1600 participantes provenientes de 50 países.

 A su retorno a Piura, nuestras catequistas compartieron sobre el desarrollo del Congreso: “fue esencial y central profundizar en la identidad y la misión del catequista en el mundo actual y el comprender cómo el testimonio de vida es el elemento clave de credibilidad en su misión. Desde estos temas se buscó identificar criterios de discernimiento y orientaciones precisas para la formación del catequista”.

El momento culmen del Congreso fue la catequesis del Papa Francisco que dirigió a los participantes. De las palabras pronunciadas por nuestro Sumo Pontífice, Marisela Murúa nos brinda una pequeña reflexión: “Lo que nos señaló el Papa Francisco en su catequesis creo que sintetiza la reflexión principal sobre el ser del catequista que es «Caminar desde Cristo» para lo cual presenta tres elementos: «tener familiaridad con Él…, imitarlo en el salir de sí e ir al encuentro del otro;… y no tener miedo de ir con Él a las periferias». Este caminar desde Cristo nos lleva a comprender el ser catequista como una auténtica vocación en que la primacía de la misión es el llamado que nos viene de Dios, de Él parte y hacia Él se dirige. Esta vocación debe irradiar una fuerza de atracción que radica en esa parresía que brota del ardiente encuentro cotidiano con el Señor en la oración y que se plasma en un testimonio de vida coherente. Es una cuestión de amor, de ensanchar el corazón para amar a los otros en el Señor y dar el amor que nos viene de Cristo, y así poder lograr que los demás vean en nuestra vida al mismo Cristo”.

 El Papa Francisco también indicó que «la catequesis es un pilar maestro para la educación de la fe», por lo tanto la catequesis debe entenderse como un camino de toda la vida, en donde todo parte de Dios y se dirige hacia Él. La formación catequética, que parte del estudio del Catecismo, da las luces existenciales a lo largo de todas las etapas de la vida y da solidez a la respuesta de cada bautizado; ésta por tanto, debe actualizarse y darse de manera continúa en la vida de fe.

Durante el Año de la Fe, Monseñor Eguren ha promovido diversas iniciativas de formación en la fe en la Arquidiócesis, es por ello que con mucho entusiasmo decidió que la Oficina de Catequesis estuviera presente en este importante evento eclesial. Sabemos que las orientaciones y enseñanzas recibidas darán sus frutos plasmándose en iniciativas de formación para los catequistas de nuestra Arquidiócesis tanto de Piura como Tumbes.

lunes 21 octubre, 2013