ALTAR MAYOR DE LA CATEDRAL RECUPERA TODO SU ESPLENDOR

 27 de febrero (Oficina de prensa).- La Basílica Catedral de Piura luce esplendorosa tras haber culminado, luego de cinco meses, las obras de restauración e iluminación del Altar Mayor, recuperando su belleza original y cautivando a los feligreses que la visitan.

Esto ha sido posible gracias a las gestiones del Arzobispado de Piura, el apoyo económico de empresas y particulares, y el trabajo minucioso de especialistas en restauración de obras de arte.

En esta impresionante estructura en la que se encuentra el Sagrario y que ocupa la parte central del presbiterio, los trabajos se concentraron en la recuperación de elementos decorativos, relieves, columnas y estructuras de base frontales y posteriores, junto a trabajos de preservación de madera y la limpieza exhaustiva de todo el retablo.

 Las principales intervenciones estuvieron dirigidas a siete esculturas, dos relieves policromados y a la Virgen de la Asunción, figura central del Altar, la cual debió recibir tratamiento de limpieza general y la restauración de algunas de sus partes, manteniendo su estilo y color original.

Asimismo, en el acabado final se usó la técnica original de dorado con bronce para resaltar los relieves y los colores originales.

Durante meses el Altar Mayor de la Catedral de Piura lució un lienzo blanco de considerables proporciones que cubrían los andamios y el acopio de los materiales imprescindibles para retocar, limpiar y proteger todo el retablo. Culminados estos trabajos, la Catedral de Piura luce como una verdadera joya del norte del Perú.

domingo 27 febrero, 2011