AFECTUOSO Y CALUROSO RECIBIMIENTO A MONSEÑOR EGUREN EN VISITA PASTORAL A TUMBES

 29 de mayo (Oficina de prensa).- Una afectuosa y calurosa bienvenida recibió este fin de semana en Tumbes Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, al realizar una intensa actividad evangelizadora y pastoral en esta ciudad. Cientos de fieles acompañaron a su Pastor en las diversas visitas que hizo a las parroquias de la zona, a los cuales impartió con cariño y gratitud la bendición.

Los fieles colmaron hoy la Iglesia San Nicolás de Tolentino para participar en la clausura del mes de María, con una Santa Misa en el VI Domingo de Pascua. Monseñor Eguren sostuvo que “los creyentes estamos llamados a abrirnos a la presencia de Dios en nuestras vidas para que podamos vivir conformes a su Espíritu. Pero si no tenemos tiempo para rezar, si no le damos un lugar central en nuestras vidas al tiempo de la oración, al encuentro íntimo con el Señor, si no meditamos su Palabra, no nos acercamos a los Sacramentos y no nos esforzamos por cumplir sus mandamientos, entonces no podremos vivir una vida en el Espíritu, aquella que nos abre al amor y a la vida verdadera”.

  Y meditando en el Evangelio del Domingo Monseñor Eguren dijo: "En esta tarea de hacernos dóciles al Espíritu es necesario ir de la mano con Santa María, la gran coorperadora y aliada del Espíritu Santo, quien nos conduce al corazón del mismo Jesús. Sólo así podremos experimentar en nuestras vidas la acción del Espíritu Santo, cuya Presencia nos santifica y transforma, haciéndonos cada día más semejantes a Cristo y miembros vivos de su Iglesia. El amor filial a Santa María es camino seguro para atraer a nuestra vida al Espíritu Santo y ser dóciles a sus mociones”.

En la clausura del mes de María, Monseñor Eguren alentó a los presentes a seguir rezando con más fervor y frecuencia el Santo Rosario “porque así lo ha pedido nuestra Madre y es el mejor compendio del Evangelio. No hay oración que pueda atraer a nuestras vidas más gracias, es decir, al mismo Espíritu Santo, que el Rosario”, indicó.

 En tanto, el sábado 28 de mayo Monseñor Eguren administró el sacramento de la Confirmación a 26 jóvenes de la Parroquia San José. En la ocasión nuestro Arzobispo los exhortó a “seguir a Cristo con fidelidad. Sólo Él puede llenar de plenitud y de vida tu corazón. Los dones del Espíritu Santo les permitirán vivir la gran aventura de la amistad con Cristo, que es la más hermosa de todas las aventuras. Más aún, les dará la sabiduría y la fortaleza para atraer a muchos como ustedes a esa amistad con Él”.

Monseñor Eguren recordó a los presentes la importancia de  “vivir una vida en el Espíritu. Para ello es necesario participar en la misa del Domingo, acudir frecuentemente al sacramento de la confesión, llevar una vida de oración intensa, dedicarle tiempo a la meditación de la Palabra, crecer en amor filial a Santa María a través del rezo del Rosario. Estos medios nos permitirán llevar una vida cristiana coherente, siendo siempre fieles a Cristo”.

Nuestro Arzobispo también visitó la capilla Virgen de la Puerta celebrando la Santa Misa en un ambiente de recogimiento y alegría por parte de los fieles ante la visita de su Pastor.

Cabe mencionar que en las diferentes celebraciones litúrgicas Monseñor Eguren estuvo acompañado por Monseñor Pedro Talledo, Vicario General de Tumbes, y los sacerdotes que trabajan en las parroquias pertenecientes a la Vicaría Foránea de Tumbes.

 

 

lunes 30 mayo, 2011