“LA VIDA HUMANA DEBE SER SIEMPRE ACOGIDA, DEFENDIDA Y PROTEGIDA”

Piuranos se unieron a Vigilia de Oración, rezando el Rosario por la Vida

14 de julio de 2022 (Oficina de Prensa).- La Diaconía para la Justicia y la Paz el Arzobispado de Piura organizó una “Vigilia y Oración por la Vida”, que se realizó en el atrio de la Basílica Catedral de Piura, y fue replicada en numerosas parroquias y comunidades nuestra ciudad, con la finalidad de sensibilizar a toda la comunidad piurana sobre la importancia de defender la vida de todo ser humano. Los integrantes de la Diaconía, de la mano de diferentes asociaciones civiles, juveniles y religiosas, se reunieron para rezar el Santo Rosario que fue especialmente ofrecido por la causa provida y por las víctimas del aborto. De esta manera se evidencia una vez más la firme convicción de los piuranos en defensa de la vida.

El ingeniero Otón García Jave, Secretario Ejecutivo de la Diaconía para la Justicia y la Paz nos comenta: “Desde la Diaconía, y a lo largo de estos 35 años de trabajo infatigable, continuamos impulsando acciones que favor de la defensa de la vida y de la familia, a través de nuestra Oficina Provida San Juan Pablo II. En esta oportunidad quisimos convocar no solo a los diferentes grupos y frentes provida de nuestra ciudad, sino también involucrar a todos los fieles cristianos y ciudadanos de buena voluntad, para que manifiesten pública y abiertamente su firme defensa de toda vida humana, en especial la del Niño por Nacer. Escogimos como centro de esta gran vigilia de oración la Basílica Catedral de Piura, donde nos acompaño nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., pero esta acción ha sido replicada también en todas las Parroquias de los distritos de Piura, Castilla y 26 de Octubre, lo cual nos llena de alegría porque nos anima a seguir sumando esfuerzos para proteger al más inocente de todos, el niño que se encuentra en el vientre de su madre”.

Al culminar la Vigilia de Oración, Monseñor Eguren, quien es también Promotor General de la Diaconía para la Justicia y la Paz, agradeció a la Diaconía y a los colectivos Provida responsables de la organización, por su trabajo y esfuerzo, asimismo dijo a los presentes: “La vida humana debe ser siempre acogida, defendida y protegida desde la concepción hasta su fin natural, porque sólo existe el derecho a la vida. Por ello es necesario oponerse y levantar nuestra voz contra el aborto y contra aquella minoría local ideologizada que respondiendo a grandes intereses internacionales y en unión con ONGs que mueven fuertes cantidades de dinero, buscan imponer leyes que atentan contra la vida y dignidad de la persona humana, y que van en contra del sentir de la inmensa mayoría de peruanos que aman y defienden la vida. Asimismo, es trascendental defender también siempre a la familia, que es un bien necesario para los pueblos y un fundamento indispensable para la sociedad. Una sociedad donde la familia está en crisis, es una sociedad próxima a derrumbarse. Por ello, hoy se hace necesario proclamar la verdad plena de la familia fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer como célula primera de la sociedad, como escuela del más profundo humanismo, como Iglesia doméstica y como santuario de la vida”.