“EN COMPAÑÍA DE MARÍA, HAGAN DE CRISTO EL TESORO DE SU CORAZÓN”

Jóvenes de Piura y Tumbes realizan peregrinación virtual al encuentro de la Virgen de las Mercedes

18 de septiembre de 2021 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, día en que la Iglesia celebra la fiesta de uno de los cinco grandes santos que tiene el Perú: San Juan Macías, los jóvenes integrantes de la Pastoral Juvenil y de la Pastoral Universitaria Arquidiocesanas, culminaron la peregrinación virtual que han realizado al encuentro de la Virgen de las Mercedes. Por segundo año consecutivo y debido a la situación de pandemia, la peregrinación se realizó haciendo uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales, y culminó con la celebración de la Santa Misa que presidió nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., desde la Basílica Catedral de Piura, hasta donde llegaron delegaciones representativas de jóvenes del Bajo Piura, Sullana, Talara, Paita, Tumbes y Piura, quienes se dieron cita para participar con inmensa alegría de la Eucaristía, respetando el aforo permitido y observando todos los protocolos de bioseguridad. A ellos se sumaron, siguiendo la transmisión virtualmente, centenares de jóvenes escolares y universitarios, así como las familias que forman parte del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales de Piura (CACPAP).

Durante su homilía, Monseñor Eguren destacó las enseñanzas que nos deja San Juan Macías, sobre todo en su relación con Nuestra Madre del Cielo: “Queridos jóvenes, hoy recordamos a San Juan Macías, quien vivió en gran amistad con San Martín de Porres y Santa Rosa de Lima. Su vida se distingue por una gran pobreza, humildad y caridad, pero también por un profundo espíritu de oración, así como por su honda devoción y amor filial a la Santísima Virgen María. San Juan Macías privilegiaba sobre todo su fervor por una hermosa devoción mariana: el rezo diario del Santo Rosario, el cual ofrecía especialmente por el perdón de sus propios pecados, por los de los demás y por las almas del purgatorio. San Juan Macías nos enseña, con el ejemplo de su vida, que es en la escuela de María donde aprendemos a configurarnos más plenamente con el Señor Jesús, es decir, donde aprendemos a pensar, sentir y actuar como otros Cristos, porque Ella siempre es el camino más pleno y seguro para llegar a Jesús, quien es el único que llena plenamente todos los anhelos del corazón humano. A la luz de este ejemplo de San Juan Macías les pido que cojan en sus manos con confianza el rosario, que es la oración predilecta de María a través de la cual Ella nos alcanza muchas gracias y bendiciones de su Hijo, en especial, la del fiel seguimiento de Jesús. En compañía de María, hagan de Cristo el tesoro de su corazón”.

En otro momento, y dirigiéndose a los jóvenes, nuestro Pastor dijo: “Querido joven que has querido poner tu corazón a los pies de la Mechita, no olvides que Ella le dio un Sí generoso y total al plan de Dios en su vida, nadie mejor que Ella sabe que creer en su Hijo y creerle a su Hijo es el camino de la auténtica libertad, felicidad y salvación. Por eso, hoy María te exhorta a que sigas a Jesús con total generosidad. Solo así serán ustedes el rostro joven de la Iglesia. Solo así podrán construir un mundo mejor al que están recibiendo, un mundo más justo, más fraterno, más honesto y más solidario. Así como María no tuvo miedo de seguir a Jesús, ustedes tampoco. Lleven una vida cristiana sería y responsable. Vayan contra la corriente del mundo. Den un abierto y valiente testimonio de Jesús. Vivan la pureza, sean misericordiosos y caritativos con los más pobres y necesitados, participen activamente de la vida de la iglesia en sus parroquias y desde ahora según sus posibilidades y capacidades vayan edificando la tan ansiada civilización del amor en el Perú. En compañía de María no dejen de vivir los cuatro principales objetivos de la Pastoral Juvenil: el permanente seguimiento de Cristo, la pertenencia viva a la Iglesia, el servicio a los más pobres y necesitados, y la amistad sincera entre ustedes. No olviden que el amigo autentico es aquel que me lleva a Cristo”.

Al finalizar la Eucaristía, Monseñor José Antonio, felicitó a todos los jóvenes por su participación en la peregrinación y todo el esfuerzo realizado, animándolos a seguir perseverando en esta hermosa tradición. De esta manera queda manifiesta una vez más la vitalidad de la Iglesia, y el que los jóvenes de nuestra Arquidiócesis son profundamente eucarísticos y marianos.

Es oportuno recordar también que septiembre es un mes muy especial para nosotros, porque se celebra la Fiesta de Nuestra Señora de las Mercedes, a quien todos los piuranos y tumbesinos llamamos con amor “La Mechita”. Ella es la Patrona de nuestra Arquidiócesis, y a Ella acudimos con fe para suplicarle que, así como cuidó a Jesús, cuide al Perú, y sane con su amor maternal a nuestra Patria. Pidámosle con fervor que escuche en esta hora los tristes lamentos de sus hijos peruanos, especialmente los que vivimos en Piura, Tumbes y Paita, y que, junto con las cadenas de nuestro pecado, rompa las de esta pandemia y las de todo pecado y mal. Tengamos la certeza que Ella, que ha compartido con nosotros muestras alegrías y dolores como Nación, nos prodigará hoy más que nunca sus cuidados y amor de Madre. Nuestro Arzobispo celebrará el próximo 24 de septiembre dos celebraciones litúrgicas en honor a nuestra Madre, la primera se realizará en la Basílica Catedral de Piura con la presencia de todos los miembros de las Fuerzas Armadas y Policiales que la tienen como su Patrona, y la segunda en la Parroquia de San Francisco de Asís de la Buena Esperanza, en Paita, donde se encuentra la venerada imagen de nuestra querida “Mechita”.

sábado 18 septiembre, 2021