“CON JESÚS Y MARÍA, MADRE DE DIOS, VIVAMOS EL NUEVO AÑO”

Arzobispo celebra Santa Misa de acción de gracias por el Nuevo Año

31 de diciembre de 2021 (Oficina de Prensa).- La noche del hoy, en el marco de la celebración de la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa de fin de año desde la Basílica Catedral de nuestra Ciudad, donde participaron los fieles piuranos para pedir al Señor perdón por los pecados cometidos e implorar su bendición para el nuevo año que comienza. 

La Santa Misa se celebró cumpliendo estrictamente con los protocolos de bioseguridad. Al finalizar la celebración eucarística se cantó el tradicional himno del “Te Deum”. Cabe destacar que en la Eucaristía se oró especialmente por el fin de la pandemia, por el eterno descanso de quienes han fallecido a causa del mal del Coronavirus durante el año 2021, por la pronta recuperación de todos los enfermos y por el bien de nuestro querido Perú.

A pesar de todo demos gracias a Dios y miremos con esperanza el Año Nuevo

Durante su homilía, nuestro Pastor resaltó que al comenzar este nuevo año se abre una oportunidad perfecta para renovar nuestra fe y amor a Cristo: “En esta Santa Misa elevamos nuestra acción de gracias a Dios por todos los dones que hemos recibido de su amor a lo largo del año que terminamos, porque a pesar de lo doloroso que ha sido el 2020, la pandemia que aún no nos deja, nos sigue haciendo más conscientes de nuestra pequeñez y fragilidad, y nos ha hecho volvernos al Señor con más confianza y constancia, sabedores que sólo en Él nuestras vidas están seguras. Jesús no nos ha abandonado ni un solo instante, siempre ha estado a nuestro lado, porque Él y sólo Él es capaz de salvarnos. Este último día del año es también propicio para que le pidamos perdón al Señor por nuestros pecados de pensamiento, palabra, obra u omisión. Igualmente le pedimos que su bendición y gracia nos acompañen a lo largo de todo el Nuevo Año que comenzamos. No sabemos qué más pruebas y desafíos nos deparará el 2022, pero es claro que sin la ayuda del Señor no podremos superarlos ni hacer de ellos una oportunidad para crecer en justicia, comunión y fraternidad. Le pedimos también a Dios Padre Bueno, por nuestro querido Perú, que Jesús, Señor de la Historia, bendiga a nuestra Patria y la libre de todo peligro presente y futuro que ponga en riesgo nuestra libertad, que nos brinde la gracia de ver finalmente el término de esta pandemia que sigue amenazándonos, y le pedimos que Él nos brinde los dones de la honestidad, la veracidad, y la unidad, tan necesarios para poder construir el Perú más justo y reconciliado que tanto anhelamos”.

Comencemos el nuevo año bajo el amparo de Santa María

En otro momento, Monseñor Eguren resaltó también la importancia de la figura de Santa María como modelo para todo cristiano que busca día a día alcanzar su santificación: “La Iglesia nos invita hoy a celebrar a María, Madre de Dios. Al comienzo del nuevo año celebramos su Maternidad Divina. Pero como nosotros somos también hijos de su gran fe, nos ponemos bajo su cuidado y guía maternales para implorarle que a lo largo de todo el 2022 vivamos sin miedos, con la confianza de sabernos amados por el Señor, que Ella nos cuide y guarde de todo mal y nos conduzca siempre al encuentro de vida con su Hijo Jesús. Es en Santa María donde resplandece la verdad de Jesucristo: verdadero Dios y verdadero hombre. Proclamar a María como Madre de Dios es confesar a Jesucristo como el único bajo cuyo nombre podemos alcanzar la salvación. Jesús no es sólo un sabio, un profeta, o un gran hombre más de la humanidad, sino Dios encarnado, nacido de María, la Virgen, y por tanto la única fuente posible de vida verdadera para todo ser humano. Él es el único camino de salvación, la verdad en plenitud que nos hace libres y la vida que colma y sacia plenamente la nostalgia de infinito de nuestro corazón. Que Santa María, Madre de Dios, nos proteja y acompañe en el nuevo año”. 

Oremos por la Paz en el mundo y en nuestro querido Perú

Finalmente, nuestro Arzobispo recordó que debemos iniciar el año orando por la paz en el mundo y en nuestro país: “Queridos hermanos, que al comienzo del año en que celebramos la Jornada Mundial por la Paz, y a lo largo de todo el 2022 oremos y trabajemos por la Paz. Paz en nuestros corazones. Paz en nuestras familias. Paz en nuestra vida social. Paz en el Perú y sobre todo Paz en el mundo. Con el Papa Francisco les recuerdo que, «En cada época, la paz es tanto un don de lo alto como el fruto de un compromiso compartido. Existe, en efecto, una arquitectura de la paz, en la que intervienen las distintas instituciones de la sociedad, y existe un artesanado de la paz que nos involucra a cada uno de nosotros personalmente. Todos pueden colaborar en la construcción de un mundo más pacífico: partiendo del propio corazón y de las relaciones en la familia, en la sociedad y con el medioambiente, hasta las relaciones entre los pueblos y entre los Estados». Que, por la intersección de Santa María, Madre de Dios y Reina de la Paz, el Señor derrame sobre nosotros su bendición que es fuente de alegría y sobre todo de amor. Miremos este nuevo año con la esperanza de un tiempo mejor, en el que también nosotros podremos ser mejores. No olvidemos que la esperanza brota de sabernos amados por el Señor, y que con ese amor todo es posible. Con Jesús y María, Madre de Dios, vivamos el nuevo año. ¡Un Feliz Año Nuevo para todos, porque con Jesús y María, somos mayoría!

Puede ver la transmisión de la Santa Misa de hoy AQUÍ

viernes 31 diciembre, 2021