COMPARTIENDO CON ALEGRÍA LA BUENA NUEVA DEL NACIMIENTO DE JESÚS

Parroquias de Piura y Tumbes llevaron ayuda a los más necesitados

28 de diciembre de 2021 (Oficina de Prensa).- Con ocasión de la celebración de Navidad, los párrocos, sacerdotes, consagradas y consagrados, así como los laicos de Piura y Tumbes han llevado, una vez más, ayuda a un gran número de personas de escasos recursos de sus jurisdicciones parroquiales, entre las que se encuentran muchas familias de hermanos nuestros migrantes venezolanos, ancianos, así como familias que han perdido seres queridos y la fuente de su sustento a causa de la pandemia. De esta manera han querido compartir con ellos la inmensa alegría que nos trae el nacimiento del Niño Jesús, nuestro Salvador.

En Piura, un ejemplo de estas iniciativas solidarias que se han realizado es el caso de la Parroquia “San Miguel Arcángel”, donde el R.P. Alexis Lazo junto a los Catequistas del Programa de Confirmación llevó lonches y regalos para las familias de migrantes venezolanos que se encuentran en el centro de la ciudad, también el R.P. Junior Chávez Roa, con la colaboración de los fieles y miembros de la Pastoral Juvenil han llevaron bolsas de víveres, útiles de aseo personal y pañales para las niñas y los bebés que se encuentran en la Casa – Hogar “Santa Rosa”. Por otro lado, el R.P. Joselito Salas de la Parroquia «Cristo Rey», con la ayuda de miembros de su comunidad parroquial, ofreció un compartir navideño para un gran número de hermanos nuestros venezolanos que se encuentran trabajando en las calles de la ciudad para llevar el sustento a sus familia, a ellos les obsequió bolsas con víveres. El R.P. Luis Arrasco, Párroco de la Parroquia «San José Obrero» con la ayuda de la Fundación CASVI, así como de los jóvenes y grupos parroquiales de su jurisdicción han llevado un compartir navideño y canastas con víveres para las familias, y juguetes para los niños de la zona de «Nuevo Santa Rosa». También el R.P. Juan Pablo Fernández y el R.P. Mauricio Macciotta, apoyados por los miembros de la Comunidad de Avanzada Católica y del Programa “La Caravana de Jesús”, lograron llevar alimentos para más de 1500 familias, un aproximado de 7500 personas, de las zonas de Narihualá, Los órganos, Cucumbirá y Ejidos de Huán, asimismo entregaron juguetes para más de 2500 niños.

En el distrito de Castilla, el R.P. Pedro Talledo Nizama de la Parroquia “Nuestra Señora del Tránsito”, y su Vicario el R.P. José Santos Cruz, apoyados por familias de su parroquia y del colegio parroquial, han llevado canastas de alimentos para un gran número de familias de las zonas más pobres del distrito. También el R.P. José Venancio Ancajima, Asesor de la Pastoral Universitaria, ayudado por los fieles de la Capilla “Sagrada Familia de Nazareth” de la Urb. Miraflores Country Club, llevó juguetes y dulces a más de 120 niños del Caserío “Santa Fe”. Asimismo, el R.P. Franz Alfaro Lokuan, de la Parroquia “San Martín de Porres” y su Vicario Parroquial, el R.P. Cristhiam Calderón, hicieron posible la entrega de canastas de víveres para las familias de escasos recursos de «Chiclayito» y «Campo Polo», así como una chocolatada y regalos para más de 250 niños del caserío de “Tabanco”. Además el R.P. Pedro Da Silva, responsable de la Pastoral del Colegio Salesiano Don Bosco, apoyado por las Damas Salesianas, llevó bolsas de alimentos para familias de escasos recursos del Centro Poblado «Sol y Campo».

En el Distrito 26 de Octubre, el R.P. Martín Chero, de la Parroquia “Nuestra Señora del Rosario”, apoyado por el Padre Andrés Echevarría, Capellán del Colegio Turicará, y por el R.P. Alberto Garnique, Capellán de la Universidad de Piura (UDEP), acompañados de jóvenes universitarios de esta casa superior de estudios y de los miembros de su comunidad parroquial han reunido los necesario para preparar canastas de víveres con las cuales han beneficiado a más de un centenar de familias de los Asentamientos Humanos “Rosa de Guadalupe” y “Luz de Esperanza”.

En el Bajo Piura, el R.P. Manuel Castro Sosa, de la Parroquia «San Juan Bautista» de Catacaos, apoyado por su vicario el R.P. Percy Pardo, han hecho entrega de canastas con víveres a las personas indigentes que recorren las calles de la Villa Heroica. Por su parte, el R.P. Santos Bautista, Párroco de «San Francisco de Asís» en Bernal, acompañado de su vicario el R.P. Francisco Albines, y por los jóvenes de la pastoral juvenil han llevado un show navideño, juguetes y chocolatada para más de 200 niños de las zonas de «La Cordillera» y «Chutuque».

En Tumbes, el Rvdo. Mons. Rafael Egüés Beltrán y el R.P. Carlos Rosillo, de las Parroquias “San Nicolás de Tolentino” y “Señor de los Milagros”, con la ayuda de sus fieles, llevaron una deliciosa chocolatada y juguetes para los niños de escasos recursos de los Centros Poblados “Chacritas” y “Becerra”. Del mismo modo el R.P. Manuel Gómez de la Parroquia «NUestra Señora del Perpetuo Socorro» de Zarumilla llevó bolsas con alimentos de primera necesidad para un gran número de familias de las zonas más alejadas de su jurisdicción parroquial. También el R.P. Carlos Coronado de la Parroquia «Cristo Rey» de Negritos entregó cajas de alimentos para familias pobres de su comunidad. 

En Paita, el R.P. Pedro Chully, de la Parroquia “San Francisco de Asís”, con la ayuda de su Vicario, el R.P. Carlos Huertas y de los miembros de la Hermandad de “Nuestra Señora de las Mercedes”, entregaron canastas con productos de primera necesidad a cerca de un centenar de familias de extrema pobreza de los Asentamientos Humanos de Paita Alta y Paita Baja, asimismo juguetes a igual número de niños. Del mismo modo, el R.P. Ulises Pérez García, con la ayuda de los miembros de su comunidad parroquial llevó canastas de alimentos para las familias y juguetes para los niños de los caseríos “Nueva Libertad”, “Monte Lima” y “Nuevo Tamarindo” de las Parroquias “San Felipe Nery” de Vichayal, “San Nicolás” de Amotape y “Santo Domingo de Guzmán” de Tamarindo, respectivamente.  

En Talara, el R.P. Alfredo More de la Parroquia “Santa Rosa de Lima” ha llevado almuerzos, canastas de víveres y panetones a más de 200 familias de su jurisdicción parroquial, asimismo se entregó juguetes y chocolatada para los niños. Esto gracias a donaciones de los fieles e instituciones talareñas. Cabe destacar a que un importante número de familias también se les ha apoyado económicamente.

En Sullana, el R.P. Jorge Olaya, de la Parroquia “San Lorenzo Mártir” de Cruceta, llevó chocolatadas y juguetes para un gran número de niños de los Centros Poblados “Valle San Juan” y “Tejedores Bajo”. El R.P. Edward Siancas de la Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” en Bellavista apoyado por miembros de su comunidad parroquial ha entregado canastas de víveres a familias necesitadas de su jurisdicción, asimismo, los jóvenes de esta Parroquia han llevado juguetes y chocolatadas para más de 250 niños de las zonas de “José Carlos Mariátegui” y “Nuevo Sullana”, pero además pudieron llevar alegría para más de 550 niños de las zonas de “Montenegro”, “Somate” y la “Colonia Ayabaquina” en el Alto Chira, así como del Caserío “Mossa” y “Cruz Azul” en Morropón. Por otro lado, el R.P. Álvaro Otero de la Parroquia «Nuestra Señora del Tránsito» en Buenos Aires, apoyado por los miembros de su comunidad parroquial y los grupos juveniles prepararon un show navideño para animar la tarde de los familiares de los pacientes que se encuentran hospitalizados por Covid-19 en el Estadio Campeones del 36, a ellos les entregaron una chocolatada y bolsas con víveres, asimismo visitaron el área Materno infantil y de Pediatría del Hospital de Sullana, llevando regalos para las mamás que se encontraban por dar a luz a sus bebés y a los niños que estaban ahí recuperándose de sus dolencias. Finalmente recorrieron las calles de su distrito con un nacimiento en vivo, repartiendo a su paso regalos para los niños venezolanos que se encuentran trabajando junto a sus padres, limpiando lunas de los vehículos en las esquinas y semáforos.

Estos son solo algunos ejemplos de las diversas acciones con las que nuestra Iglesia particular ha demostrado una vez más su solidaridad y espíritu de servicio para con los más pobres y necesitados. Porque a pesar de que este año vivimos la Navidad, aún en medio de una pandemia, tenemos la oportunidad única para vivir este tiempo con auténtico espíritu cristiano, porque la Navidad nos anuncia que el amor de Dios nunca nos abandona, menos aún en los momentos más difíciles y de prueba.

A continuación compartimos una galería de imágenes que reflejan todas las acciones mencionadas:

https://www.arzobispadodepiura.org/imagenes/nggallery/piura/compartiendo-la-alegria-de-la-navidad-2021

martes 28 diciembre, 2021