ARZOBISPO OFRECE SANTA MISA Y SUFRAGIOS EN LA CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS

02 de noviembre de 2021 (Oficina de Prensa).- Hoy, día en que la Iglesia Católica celebra la Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., celebró en la Basílica Catedral de Piura, la Santa Misa, la cual fue ofrecida por el eterno descanso de todos los fieles difuntos. De manera especial se rezó por los Arzobispos, Obispos y sacerdotes fallecidos de nuestra Arquidiócesis, por las almas del Purgatorio más necesitadas de oraciones y por todos aquellos hermanos y hermanas nuestras que han muerto en Piura y Tumbes, así como en todo el Perú, a causa de la presente pandemia.

Al no poder los fieles piuranos, visitar los diferentes cementerios de nuestra Ciudad, debido a las medidas sanitarias dadas por el gobierno, éstos se unieron en la Catedral en medio de un clima de profundo fervor y recogimiento, y observando todos los protocolos de bioseguridad.

Conmemoremos a los fieles difuntos y recemos por las almas del Purgatorio

Durante su homilía, nuestro Pastor dijo: “Hoy conmemoraremos a Todos los Fieles Difuntos, en este día estamos llamados a recordar de manera especial en nuestra oración a nuestros seres queridos que ya han sido llamados a la Casa del Padre, así como a todas las almas que están en el Purgatorio en camino hacia la plenitud de la vida en el Cielo. Como dice el libro de los Macabeos: «Es una idea piadosa y santa rezar por los difuntos para que sean liberados del pecado» (2 Mac 12, 46). Si los Santos que están en el Cielo pueden desde ahí aplicar unidos a Cristo sus méritos en favor nuestro, nosotros podemos aquí en la tierra ofrecer sufragios por los difuntos para que se vean librados de sus pecados y puedan ir cuanto antes a la felicidad del cielo. Nuestra oración por ellos puede no solamente ayudarles, sino también hacer después eficaz su intercesión en bien nuestro”.

En otro momento, Monseñor Eguren, destacó que: “Los sufragios por los difuntos son también una expresión viva de la fe en la Comunión de los Santos que confesamos en el Credo. Entre los sufragios el de mayor valor y significatividad es, sin duda, la celebración del sacrificio eucarístico, ofrecido en memoria de nuestros seres queridos y de las almas del Purgatorio, pidiendo al Señor por su plena salvación. Durante la Eucaristía confiamos a los difuntos a la misericordia de Dios con un recuerdo sencillo pero lleno de significado. Rezamos para que estén con Él en el paraíso, con la esperanza de que un día también nosotros nos encontremos con ellos en este misterio de amor que, si bien no comprendemos plenamente, sabemos que es verdad porque Jesús nos lo ha prometido (ver Lc 23, 43; Jn 14, 2). Por eso hoy ofrecemos esta Misa por Todos los Fieles Difuntos, por nuestros familiares, por las almas del purgatorio y especialmente los que han fallecido durante la pandemia en Piura, Tumbes, el Perú y el mundo entero. Al sacrificio eucarístico se pueden unir otras expresiones de piedad por los difuntos como pueden ser, ganar para ellos la indulgencia plenaria, y ofrecer oraciones, sacrificios, limosnas, actos de caridad y obras de misericordia en su favor”.

En el Año de San José, encomendemos a su intersección a nuestros fieles difuntos

Finalmente, nuestro Arzobispo nos recordó también que: “Además de la Santa Misa, hay diversas practicas devocionales que podemos realizar hoy y siempre para conmemorar a nuestros fieles difuntos y llevarlas al cielo a las almas del purgatorio, como pueden ser: ganar para ellos la indulgencia plenaria, y ofrecer oraciones, sacrificios, limosnas, actos de caridad y obras de misericordia en su favor. También podemos pedir la intercesión de los santos, y este año tenemos una oportunidad única, ya que estamos celebrando un año especialmente dedicado a San José, Patrono de la buena muerte, porque él murió en la mejor de las compañías, acompañado de Jesús, de quien fue custodio y protector aquí en la tierra, y de su esposa la Virgen María. Encomendemos a la intersección de San José a todos los difuntos y junto con ellos a los moribundos. Pidámosle cada día en nuestra oración a San José la gracia de una buena muerte, porque ella puede llegarnos de manera improvisada y tenemos que estar vigilantes, alertas y preparados para el momento en el que el Señor nos llame a su presencia, ya que no sabemos ni el día ni la hora”.

Puede ver el video de la transmisión de la Santa Misa de hoy AQUÍ

martes 2 noviembre, 2021