Jubileo de los devotos de la espiritualidad de la Divina Misericordia

Del 1 al 3 de abril, el gran evento del Jubileo de los devotos de la espiritualidad de la Divina Misericordia: oración, catequesis y encuentro con el Papa.

Al mismo tiempo, a partir del 30 de marzo, el Congreso Apostólico Europeo sobre la Misericordia.

Oración, catequesis, conferencias y testimonios: particularmente intenso se anuncia el programa del Jubileo de los devotos de la espiritualidad de la Divina Misericordia. Provenientes de asociaciones, movimientos, institutos religiosos de todo el mundo, se reunirán en Roma del 1 al 3 de abril, día en el que se celebra la Fiesta de la Divina Misericordia, para vivir este gran evento jubilar, que será ocasión para profundizar en el tema del Año Santo en curso.

 “La Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona” – escribe el Papa en la Bula de Indicción (MV 12)

 Estas jornadas dedicadas a la Divina Misericordia se abrirán el viernes, 1 de abril, con la Noche de Reconciliación, que se desarrollará en la iglesia de Santo Espíritu en Sassia y en las tres iglesias jubilares de San Salvador en Lauro, San Juan Bautista de los Florentinos y Santa María en Vallicella, donde, de 20 a 24 horas, se podrá participar en la adoración eucarística y habrá la posibilidad de confesarse y de hacer la lectio divina individual. El mismo programa, en los mismos lugares de culto, con excepción hecha de Santa María en Vallicella, de 9 a 14 horas, se repetirá al día siguiente, sábado 2 de abril, día en que se recuerda el 11º aniversario del nacimiento al Cielo de San Juan Pablo II. Por la tarde, el evento jubilar proseguirá con la peregrinación a la Puerta Santa de San Pedro, la entrada en la Plaza y un espacio dedicado a los testimonios y a la animación, que culminará, a las 18 horas, con la Vigilia de oración con el Santo Padre, quien al día siguiente, en la Fiesta de la Divina Misericordia, celebrará la Santa Misa, a las 10 horas, con la que se concluirán estas tres intensas jornadas.

Este año el retorno a la Casa del Padre de San Juan Pablo II coincide como entonces con la víspera de la Fiesta de la Divina Misericordia, instituida por él para toda la Iglesia en el año 2000, una semana después de la Pascua, en el “Domingo in Albis”. A desear esta fiesta, según la visión tenida por Sor Faustina Kowalska, la religiosa polaca canonizada por Wojtyla en el año 2000, fue el mismo Jesús. De Santa Faustina Kowalska, la grande apóstol de la Divina Misericordia, el Papa Francisco escribe: “Ella que fue llamada a entrar en las profundidades de la divina misericordia, interceda por nosotros y nos obtenga vivir y caminar siempre en el perdón de Dios y en la inquebrantable confianza en su amor” (MV24).

Al mismo tiempo que el evento jubilar, del 30 de marzo al 4 de abril, tendrá lugar el Congreso Apostólico Europeo sobre la Misericordia, organizado por la WACOM, World Apostolic Congress of Mercy, presidido por el Arzobispo de Viena, el Cardenal Christoph Schönborn. El Congreso prevé dos jornadas de reflexión y de estudio con intervenciones y conferencias impartidas por conferenciantes de gran nivel, para después, a partir de la tarde del 1 de abril, unificar el propio programa con el de cuantos vivirán el Jubileo de la espiritualidad de la Divina Misericordia

(http://www.wacom2017.org/PROGRAMA-DEL-CONGRESSO-APOSTOLICO-EUROPEO-DELLA.html).