El Agnus Dei está disponible en el Centro de Acogida de Peregrinos

El Agnus Dei, símbolo de consuelo y esperanza, entregado por el Papa Francisco a una delegación de diez personas, y distribuido después a todos los que han participado en la Basílica de San Pedro al evento jubilar de la Vigilia de oración para “Enjugar las lágrimas “, estará disponible en los próximos días únicamente en el Centro de Acogida de Peregrinos, en Vía de la Conciliación, 7.

Esta figura representa el Agnus Dei, es decir, el Cordero Pascual victorioso sobre la muerte acontecida en el altar de la cruz, circundada por la inscripción latina “Y Dios enjugará toda lágrima de sus ojos” (Libro del Apocalipsis 7,17). En la parte posterior se reproduce el logotipo oficial del Año Santo Extraordinario de la Misericordia (8.XII.2015-20.XI.2016), proclamado por el Papa Francisco, con el lema “Misericordiosos como el Padre “ (Evangelio de Lucas 6,36) . La figura ha sido entregada por el Santo Padre el 5 de mayo de 2016, durante la Vigilia de la Ascensión, con ocasión de la celebración “Enjugar las lágrimas”, dedicada especialmente a las personas que viven situaciones de profundo sufrimiento.

Es el deseo del Papa Francisco que los que reciban el Agnus Dei, lo lleven a las personas que más sufren y tienen necesidad de consuelo como forma de compartir y expresión de la misericordia que el Padre revela en la Pascua de su Hijo.