Benedicto XVI: “Este es el mensaje de Navidad: Dios nos ama”

S.S. Benedicto XVI3 de enero (Oficina de Prensa).- En su primera Audiencia General del año 2007, el Santo Padre Benedicto XVI siguió meditando en el misterio de Navidad afirmando que el Niño que yace en el pesebre posee el verdadero secreto de la vida, de ahí la importancia de que lo acojamos en nuestros corazones, en nuestras casas y ciudades. A continuación ofrecemos el texto en español pronunciado por el Santo Padre en su catequesis del día hoy.

Queridos hermanos y hermanas:

Llenos de alegría todavía por el nacimiento del Redentor, seguimos meditando delante del pesebre en el que yace el Hijo de Dios, con el estupor y el humilde abandono de la Virgen María. En el niño de Belén, se manifiesta a todos la infinita bondad de Dios, y cada uno de nosotros se siente amado por Él. Éste es el mensaje de la Navidad al mundo: “Dios nos ama”. En Jesús, el Padre celestial ha inaugurado una nueva relación con nosotros; nos ha hecho “hijos en el mismo Hijo”. La alegría de la Navidad, sin embargo, no nos hace olvidar el misterio del mal que intenta oscurecer el esplendor de la luz divina. Se trata del drama del rechazo de Cristo, que se expresa de modos muy diversos. Sin embargo, sólo el Niño que yace en el pesebre posee el verdadero secreto de la vida. Por eso nos pide que lo acojamos en nuestros corazones, en nuestras casas y ciudades, como han hecho a lo largo de la historia tantos hombres y mujeres que, siguiendo el ejemplo de los pastores y de los Magos, pero sobre todo de María y José, han creído en el misterio de la Navidad, transformando su vida en fuente de luz y de esperanza.

El Vaticano, miércoles, 3 de enero de 2007

Benedicto XVI

miércoles 3 enero, 2007