Boletín Informativo



RSS
Oración por las vocaciones Colecta de Solidaridad para emergencias
Reseña Histórica del Seminario Arquidiocesano de Piura PDF Imprimir E-Mail

(1731 – 1998)

Construcción del Seminario

Desde 1731 hubo la primera intención de realizar o edificar un Seminario en la ciudad de Piura, pero por diferentes circunstancias no se llegó a iniciar.

En 1943 se empezó la construcción del Seminario, sobre un área de 15 000 m2 en terrenos de lo que sería la Urbanización El Chipe al norte de la ciudad, donado por el señor Ramón Romero y familia, quien siempre estuvo presto a ayudar para que fuese factible el funcionamiento de esta casa de formación. Sobre esta casa fueron levantándose varios pabellones de dormitorios, Capilla, aulas, campo deportivo y demás compartimientos, que demanda un Seminario de estilo clásico moderno.

Hacia el año 1944 ya se había gastado más de 85 000 soles en esa obra que en aquel tiempo era la de mayor importancia que se realizaba en Piura.

En 1945 comienza el dictado de las clases por miembros de una Congregación Religiosa especializados en enseñanzas eclesiásticas. Y en enero de 1947 se anuncia la próxima inauguración del Seminario, a la vez que se invita a conocer y admirar el esfuerzo de Mons. Fortunato Chirichigno ayudado por la feligresía. También se invita a los aspirantes acercarse ante la curia para tener información.

En junio de este mismo año se realizan una serie de campañas por las vocaciones sacerdotales (bajo los auspicios de la Juventud Femenina de Acción Católica y se transmitían por Radio Piura). Así mismo el 28 del presente mes se organizó en Piura una colecta que recaudó la ponderable suma de $ 265.00. Es así que en un artículo del boletín Pensamiento Católico del 6 de julio de 1947, Nº 321, se publicaron algunos de los bienhechores del Seminario.

A la vez se pedía a la comunidad piurana ayudar al Seminario ya sea rezando por el incremento de las vocaciones sacerdotales o cooperando con efectivo (limosnas aún las más pequeñas) o con materiales de construcción (o muebles).

Hacia agosto de 1947 en el diario El Tiempo se da a conocer que ya se habían gastado cerca de 300 000 soles en la construcción de este edificio, además añadía: “La historia sabrá apreciar todo lo que vale la gran obra que ha dado comienzo Mons. Chirichigno y que la providencia, estamos seguros, hará que corone triunfalmente”

Inauguración del Seminario Diocesano

El domingo 11 de abril de 1948 se inauguró el Seminario diocesano, en el día del Buen Pastor. Se inicia a las 10 de la mañana con la celebración de la Santa Misa presidida por Mons. Chirichigno. Asistió el cabildo diocesano, sacerdotes del clero regular y secular y muchas personas que con su generosidad habían hecho posible esta obra, fue tanta la distinguida y numerosa concurrencia que buena parte no pudo ingresar a la capilla. Finalizada la celebración eucarística el Pastor prosiguió a bendecir las obras terminadas.

El 14 de abril de 1948 fueron llegando los primeros seminaristas que iban “acomodándose” poco a poco en los ambientes que se podían usar: dormitorio común, comedor, capilla, sala de estudios y lugar de clases, baños y patio grande donde hacían recreo. Las duchas se usaron después, ya que los primeros días los nuevos seminaristas menores se lavaban y bañaban con una manguera en un tanque de agua. Los juegos se hacían en el patio con unos tableros de básquet y el fútbol en un terreno ubicado en la parte posterior.

Los primeros seminaristas en este inicio del Seminario fueron doce:

  • Pablo Alvarado Arrate, de Morropón.
  • Lucio Mesones Mocarro, de Morropón.
  • Simeón Jiménez Castillo, de Santo Domingo.
  • Juan Lippe Zapata, de Paita.
  • Eduardo Trelles Palma, de Talara.
  • Jorge M. Wilson Álamo, de Talara.
  • Hipólito Zurita Peña, de Lobitos.
  • Manuel Merino Jiménez, de Ayabaca.
  • Rafael Páucar Mija, de Ayabaca.
  • Arnaldo Facunto Peña, de Canchaque.
  • Santos Palomino Jiménez, de Sullana.

Todos en primer año de secundaria, anexo al Colegio Salesiano de Piura.

El 15 de abril empezaron los estudios y el P. Wilk S. sería el primer Rector del Seminario. El primer año de estudios se había iniciado con doce seminaristas, número simbólico, correspondiente a los pilares de la Iglesia de Jesucristo en las personas de los Apóstoles. Cabe mencionar que el 15 de agosto de 1948, se realizó la imposición de sotanas (con bonetes y faja azul) en la Catedral por Mons. Chirichigno.

El sábado 25 de diciembre a las 5:00 p.m. y mediante una sencilla ceremonia, se clausuró el primer año escolar.

El 24 de febrero de 1950 le sucedió en el cargo al Rev. P. Wilk, el P. Francisco Mazzocchio S.D.B. y a éste en 1955 el Rev. P. Luis Baraut.

Es necesario señalar que el Seminario, por decirlo así, en muy poco tiempo tuvo buenos resultados. A menos de cuatro años de su funcionamiento ya se contaba con más de cincuenta seminaristas en Piura y aproximadamente con quince estudiantes en Lima. No obstante el ingreso al Seminario de Piura exigía algunos requisitos: buen rendimiento académico, las buenas costumbres y todo aquello que el candidato habría de necesitar durante su estadía en el Seminario.

Si miramos los prospectos de entonces, nos fijaremos que se habla claramente que el ideal del Seminario de Piura es educar, formar a los aspirantes al sacerdocio en este santuario de estudio, de oración y virtud, morada de almas nobles y generosas, deseosas de consagrarse a Dios y a la salvación de los hombres.

El 2 de enero de 1953 falleció el obispo de cáncer al cerebro, se sintió profundo dolor por su muerte especialmente en la Iglesia de Piura y Tumbes. Sus restos fueron sepultados en un lugar destinado para la construcción de una capilla dentro del Seminario Diocesano de Piura.

El 27 de mayo de 1954, el Administrador de la Diócesis de Piura y Tumbes, nombró Titular de este Seminario a Santo Domingo Savio, poco antes canonizado.

A partir de 1955 el P. Luis Baraut Obiols, S.D.B. fue Rector del Seminario hasta 1960. En este tiempo este centro de estudios contaba con 40 alumnos y la formación se realizaba bajo dos aspectos: Piedad y Estudio; sin embargo ya para este año la Iglesia piurana tenía 26 seminaristas siguiendo estudios en Lima.

El 20 de octubre de 1957, en ceremonia solemne, el Arzobispo de Trujillo y Administrador de la Diócesis de Piura y Tumbes, Mons. Federico Pérez Silva, colocó la primera piedra para la construcción de la Iglesia “Domingo Savio” en los terrenos del Seminario. Los trabajos se aceleraron para que esté concluida el año del Congreso Eucarístico Nacional de 1960. Apadrinaron esta ceremonia el Sr. Teodoro Balarezo Lizarzaburo y su esposa Sra. Ofelia Calle de Balarezo.

En 1958, 28 seminaristas empezaban el año escolar; 25 concluyeron en el Seminario Menor y de ellos 22 seminaristas continuaban estudios en Lima. A pesar de ello se comenzó a sentir escasez de vocaciones. El trabajo seguía realizándose sobre los tres pilares básicos recomendados por Pio XII: “Piedad, Sacrificio y Obediencia”.

Los restos mortales de Mons. Chirichigno se trasladaron el 1º de mayo, a un nicho abierto en la pared derecha del Presbiterio ante la presencia de autoridades eclesiásticas, civiles y militares entre los que destacan Mons. Ignacio Arbulú Pineda, Administrador Apostólico de la diócesis; Sr. Manuel Moya Ferré, Prefecto del Departamento; el Comandante General de la Primera División del Ejército, Gral. Julio H. Luna Ferrecio; y el Alcalde del Concejo Provincial de Piura, Sr. Luis Elías.

Comenzaron estudios 26 seminaristas en el año 1959. La promoción que ingresó aquél año se llamó “Santo Cura de Ars”.

El 3 de mayo del mismo año, toma posesión de la diócesis Mons. Carlos Alberto Arce Masías. Al año siguiente se realiza en Piura el VI Congreso Eucarístico Nacional; por este motivo visitan el Seminario, Excmo. Cardenal Ricardo Coushing, el Nuncio Excmo. Mons. Rómulo Carboni, y varios Obispos que se encontraban en la ciudad.

En 1960 el P. Divino Zanetti asume la dirección del Seminario, por ausencia del P. Luis Baraut y como era lo usual, tenía entre seis a siete formadores. Ese mismo año 40 seminaristas realizan estudios en Piura, no obstante durante este tiempo, mantenían seminaristas en el Seminario “San Carlos y San Marcelo” de Trujillo, en el Seminario “Santo Toribio de Mogrovejo” de Lima y a algunos en Roma.

A partir de 1953, el rector del Seminario es el P. Teófilo Wilk.

De Diócesis a Arquidiócesis

El 9 de julio, durante la Solemne Misa en la Catedral de Piura, se dio lectura a la Bula (en latín y castellano) de la creación Arquidiocesana y se proclamaba al primer Arzobispo de Piura, Mons. Erasmo Hinojosa Hurtado. Estuvieron presentes el Nuncio de S.S. Pablo VI, Mons. Rómulo Carboni, los Obispos de Chachapoyas y Chiclayo y los Prelados Nullíus de Chota y Chulucanas.

Este año consagra como Arquidiocesano el Seminario de Piura. Así en 1967, 69 jóvenes se forman para el sacerdocio, entre ellos 40 seminaristas de Piura, 4 de la Prelatura de Chulucanas, 24 Franciscanos y 1 Marista de Sullana. Al año siguiente el número de seminaristas subió a 83.

En diciembre de 1968, los Padres Salesianos se retiran del Seminario y a partir de 1969 un grupo de sacerdotes diocesanos se hacen cargo, bajo la dirección del P. Bartolomé Aguilar, quién 20 años atrás fue alumno de este Seminario.

Hubo una escasez de aspirantes al sacerdocio que se hizo sentir en toda Latinoamérica. Así la Arquidiócesis de Piura tuvo que trabajar más en la pastoral vocacional.

De Seminario Menor a Seminario Mayor “Domingo Savio”

Mons. Erasmo Hinojosa reapertura el Seminario, pero ya no como Seminario Menor. Es así que el 1º de abril de 1976, el Seminario Arquidiocesano abre sus puertas con el nombre de Nuevo Seminario Mayor de Piura “Santo Domingo Savio”. Allí se realizan en adelante los estudios de filosofía y se admite a todos los jóvenes o adultos que aspiren al sacerdocio y hayan tenido instrucción secundaria completa.

La formación estuvo a cargo del Instituto Secular (Español – Colombiano) “San Juan de Ávila”. Y entre los profesores estaban los sacerdotes Jesús Moliné, Pablo Alvarado y Eduardo Palacios.

Se sabe que de 12 seminaristas que ingresaron, sólo 8 llegaron hasta mediados de año. Y antes de terminar el año, Mons. Hinojosa, viendo que la presencia del rector no era permanente ya que también era rector de un Seminario en Guayaquil y otro en Barquisimeto, , decidió cerrarlo y enviar a los seminaristas a estudiar a otros lugares. De ellos se conoce que sólo 2 llegaron al sacerdocio.

Al año siguiente, el 6 de agosto falleció el Arzobispo de Piura cuando se encontraba en Ayacucho. Sus restos fueron trasladados a la ciudad de Piura y desde entonces se encuentran en la Capilla del Seminario.

En el año de 1978 fue promovido como Arzobispo de Piura, Mons. Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, quien estuvo hasta el año 1980. Mons. Oscar Cantuarias Pastor, nuevo Arzobispo de Piura toma posesión el 5 de diciembre del mismo año.

El Seminario en este tiempo pasó a ser una casa en donde se realizaban retiros espirituales. En adelante los jóvenes aspirantes al sacerdocio, realizaban sus estudios en otros lugares del país. Más tarde el Pre Seminario se hacía en parroquias como “Nuestra Señora de Guadalupe”, “Sagrado Corazón de Jesús”, “Cristo Rey” y hasta en el mismo Seminario.

Reapertura del Seminario de Piura como Seminario Mayor “San Juan María Vianney”

A fines de abril de 1988 se sabe que en Lima ya no recibirían postulantes de la Arquidiócesis. Por eso Mons. Cantuarias estudió la posibilidad de que los futuros sacerdotes realicen sus estudios en Piura. De este modo el 1º de Mayo los once jóvenes que se encontraban realizando su Pre Seminario, regresaron a sus parroquias a esperar el año siguiente para empezar sus estudios.

El 24 de noviembre de 1988 se emitió el decreto Nº 111/88 del Arzobispo de Piura, en el cual se resolvía reabrir nuevamente el Seminario, con el nombre “San Juan María Vianney”.

En verano de 1989, se pintó el Seminario, se implementaron las habitaciones, la sala de máquinas y en trabajo continuo se implementó la Biblioteca.

El 11 de marzo en ceremonia solemne y con la asistencia de sacerdotes diocesanos y religiosos, como también familiares y amigos se reapertura este centro de formación sacerdotal como Seminario “San Juan María Vianney”.

El Seminario empezó a funcionar teniendo como superiores al P. Miguel Medina Pacherre, Rector y el P. Ronald Castro Juárez, Vicerrector. Ese mismo día por la tarde fue ordenado sacerdote el diácono Juan Rebolledo Herrera en Catacaos.

El día 3 de abril empezaron las clases con 10 jóvenes que a continuación se detallan los nombres:

  • Antonio Huertas.
  • Hernán Godos.
  • Claudio Quinde.
  • Pedro Talledo.
  • William Lama.
  • Francisco Tume.
  • Humberto López.
  • Tito Zapata.
  • José Pizarro.
  • Sherly Izquierdo.

Y en cuanto a los profesores:

  • P. Pablo Alvarado.
  • P. Jesús Moliné.
  • P. Esteban Puig.
  • P. Pablo Stonhan O.S.B.
  • P. Manuel Curay.
  • Ing. Manuel Lama.
  • Prof. Juan Antón.
  • Srta. Elsa Fung.
  • Ing. Carlos Cueva.

El 11 de julio de ese año, el Seminario recibió la visita del Excmo. Nuncio Apostólico Mons. Luiggi Docena, quién presidió la Eucaristía acompañado de Mons. Oscar Cantuarias, P. Miguel Medina, P. Roland Castro.

El 29 de septiembre de 1989, S.S. Juan Pablo II “Invocando la abundancia de las gracias divinas otorga de corazón la Bendición Apostólica a los Padres Formadores y Seminaristas del Seminario San Juan María Vianney de Piura”.

El 20 de diciembre de ese año se clausuró el primer año con 9 seminaristas. Y el año siguiente se inicia con 16 seminaristas (8 de los cuales ingresaban a Primer Año). Para el año 1991 se contaba con la presencia del P. Pedro Chully como formador y con el P. Luciano Maza a cargo de la Dirección Espiritual. Este año ingresaron 8 nuevos jóvenes que sumados a los anteriores, hacen un total de 21 seminaristas.

El 23 de marzo de 1992 se empieza el año académico con 22 seminaristas. Este año empieza el Primer año de Teología, en el cual se unieron los seminaristas que han terminado Filosofía en Lima.

El 1º de abril, mientras los seminaristas realizaban sus Ejercicios Espirituales, el P. Chully presentó como nuevo Rector al P. Jesús Moliné, sacerdote diocesano español. En ese mismo año llegaron de España el P. Emeterio Pato, Lic. en Sagrada Escritura, y el P. Severino Jiménez, Lic. en Pastoral para dictar los cursos de Sagrada Escritura y Pastoral.

En 1994, Mons. Pablo Alvarado en una ocasión que vino a celebrar la Eucaristía presentó el Himno al Seminario.

En el año 1996 se une al equipo de Formadores, el P. Roland Castro como Director de Estudios. En 1997, el P. Moliné es nombrado Obispo Coadjutor de la Diócesis de Chiclayo, quién fue consagrado Obispo el 19 de marzo de ese año.

Al empezar el año 1997, el nuevo Rector es Mons. Pablo F. Alvarado Arrate, quien había estado trabajando en la Catedral. Junto a él llega el P. Pedro Talledo y el P. José Uhen (Parroquia Santísimo Sacramento) como formadores del Seminario.

Fuente: ¡Así son las obras de Dios!. Breve Historia del Seminario Arquidiocesano San Juan María Vianney en homenaje a su Bodas de Oro; Álvaro Paul Otero Gonzáles y José Purizaca Sernaqué.

 
< Anterior   Siguiente >